PLATAFORMAS

¿Cómo será el 'streaming' que vendrá después de la pandemia?

Los hábitos adquiridos por el consumidor durante la crisis del coronavirus podrían marcar para siempre el futuro de la industria audiovisual

Fotogramas de las series ’Viuda negra’, ’Yellowstone’ y ’Made for love’.

Fotogramas de las series ’Viuda negra’, ’Yellowstone’ y ’Made for love’. / El Periódico

Se lee en minutos

El 'streaming' era una realidad con futuro antes de la pandemia, pero las restricciones del confinamiento aceleraron su crecimiento por encima de cualquier expectativa. E incluso durante el último cuatrimestre de 2020, ya bastante lejos del colapso de primavera, las cifras de nuevos suscriptores fueron sorprendentes. En ese período, Netflix añadió más de 8,5 millones de usuarios de pago, dos millones y medio más de los esperados, sumando un total de 203,67 millones de subscriptores.

A principios de marzo, Bob Chapek, presidente ejecutivo de Disney, anunciaba ante los inversores de la compañía otro dato fulminante: Disney+ había superado los 100 millones de usuarios. La popularidad de la marca y la habilidad de Disney para convertir sus estrenos en eventos han hecho posible amasar en dieciséis meses una base de subscriptores que a Netflix le costó una década alcanzar.

No ha sido fácil, sea como sea: ha sido a base de tomar decisiones peligrosas, sobre todo para el futuro de la exhibición cinematográfica. Cuando la compañía del ratón anunció que su 'remake' en imagen real de 'Mulán' se estrenaría directamente en Disney+ por un precio adicional (el llamado Premium Video On Demand, o lo que ellos llaman Premier Access), exhibidores de medio mundo lo vieron como una estocada mortal a su negocio. Algunos quisimos verlo como una anomalía producto de la emergencia sanitaria, pero en los últimos días Chapek ha dejado claro que los viejos hábitos de consumo y explotación son historia.

Para la especialista en nuevos modelos de distribución audiovisual Elena Neira, autora de 'Streaming wars: La nueva televisión', el cambio de hábitos del consumidor es una realidad: "Todos los estudios publicados al respecto coinciden en dos tendencias muy claras –señala–: la digitalización de la mayoría tardía que todavía no se había incorporado a la revolución del 'streaming' y la resistencia a abandonar las conductas recién adquiridas. A medio plazo, el sofá de nuestros salones será una dura competencia para las butacas de cine".

Con la futura relajación de las restricciones gracias a la vacunación masiva, es fácil imaginar una explosión de la actividad social y cierta reducción del tiempo que dedicamos al 'binge-watching'. Pero el consumidor querrá mantener ciertos privilegios adquiridos durante la pandemia. El tradicional modelo de ventanas de exclusividad, basado en períodos de explotación durante un tiempo determinado dentro de territorios específicos, va a ser dinamitado casi por completo: o veremos los estrenos simultáneamente en cines y casas, o llegarán a nuestras casas no tantas semanas después de pasar por cines.

Por otro lado, los viejos estudios han de lidiar con 'streamers' pioneros que han sabido convertir sus propias series y películas, ofertadas básicamente online, en verdadera competencia para los estrenos cinematográficos tradicionales. El mercado audiovisual está ahora mismo en perpetuo, desestabilizador cambio, pero vamos a tratar de tomar aire por un segundo y desgranar varias claves posibles para el futuro.  

El asentamiento del estreno dual

El anuncio del futuro estreno simultáneo en salas y Disney+ de 'Viuda Negra', muchas veces retrasada entrega del Universo Cinematográfico de Marvel, no ha levantado tanto revuelo como el citado estreno doméstico de 'Mulán'. Pero que una gran película de superhéroes –básicamente, el sustento principal de los cines en este momento– se pueda ver en casa en el día de estreno resulta significativo. Que no necesariamente determinante.



"Creo que están esperando a ver si la gente tiene confianza para volver a los cines a lo grande", opina el siempre agudo Scott Bryan, crítico de televisión y copresentador del pódcast 'Must Watch' en BBC Radio. "Solo hay que recordar el éxito de la saga 'Vengadores' para saber que un 'blockbuster' provee miles de millones de dólares en entradas, algo que no se puede conseguir yendo directamente a la televisión".

Y eso que el Premier Access no es precisamente barato: 21,00 euros adicionales hemos debido pagar por 'Mulán' y “Raya y el último dragón', y deberemos pagar tanto por 'Viuda Negra' (9 de julio) como antes por 'Cruella' (28 de mayo). Quizá salga a cuenta para un matrimonio con un par de hijos, pero no para espectadores solitarios que no quiera traer burbujas externas a casa. Para estos últimos, la plataforma estrenará sin coste adicional 'Luca', la próxima de Pixar, el 18 de junio.

Reducción de las ventanas


En diciembre de 2020, el estudio Warner Bros. y su compañía matriz WarnerMedia anunciaron que todos sus estrenos de sala de 2021 se estrenarían al unísono en cines y HBO Max en Estados Unidos. Desde el próximo año, sea como sea, las películas de Warner volverán a estrenarse allí en cines, o para ser precisos, los cines de la cadena Regal. Será, eso sí, con una ventana más reducida: 45 días en lugar de 74.

"Los productores de Hollywood siempre han tenido dudas sobre si reducir la ventana de estreno por si la gente deja de ir a los cines, pero, al mismo tiempo, muchos de nosotros podemos no sentirnos seguros de volver al cine hasta que las restricciones del coronavirus hayan quedado muy lejos", dice Bryan. En opinión de Neira, posiblemente no haya vuelta atrás: "Revertir la situación de las ventanas a la fase prepandemia no es algo que resulte demasiado realista a estas alturas".

Fusiones y adquisiciones

Si creen que ahora mismo hay demasiados contenidos de 'streaming' entre los que elegir, esperen a dentro de unos meses, cuando HBO se convierta en HBO Max –con el consabido aumento de catálogo– o, en principio, llegue por fin a España el nuevo servicio Paramount+, al que irían a parar los nuevos títulos de Showtime y los originales de CBS All Access. Incluso para los más enfermos del cine y la televisión, empieza a haber miedo a la ruina. "La mayoría de suscripciones son relativamente baratas –dice Bryan–, pero cuando las pones juntas, si tienes tres o cuatro, empieza a ser dinero". El futuro pasa, necesariamente, por la supervivencia de las plataformas mejor preparadas o, simplemente, más grandes, que probablemente acaben engulliendo a los servicios más pequeños. "Creo que a la larga acabaremos viendo algunas fusiones y el fracaso de algunos nuevos servicios".


Aumentos de precio



Con la incorporación, desde el martes, día 23 de febrero, de la nueva marca Star, Disney+ ha pasado de los 6,99 a los 8,99 euros mensuales, es decir, un euro más de lo que cuesta el plan básico de Netflix en España. Por otro lado, Netflix volvió a subir precios en Estados Unidos en noviembre y desde enero, de forma progresiva, ha ido aumentándolos en diferentes países. Tras consultar a Netflix sobre sus planes para España, desde su consultoría de comunicación, Llorente y Cuenca, nos informan que no tienen "ninguna información en este sentido".

Te puede interesar

Gratuito o más económico


En los últimos tiempos hemos visto el crecimiento del llamado AVOD: es decir, Video On Demand con anuncios a cambio de nada o, como mucho, un registro. En octubre de 2019 llegó Rakuten TV Free y un año después lo hizo Pluto TV, de ViacomCBS, que reúne ahora mismo hasta 58 canales de todo tipo y contenidos bajo demanda. Por otro lado, este lunes se estrena PrendeTV, el servicio gratuito con el que la cadena estadounidense de habla hispana Univision quiere convertirse en gigante multiplataforma. Sin llegar a la gratuidad, HBO Max tendrá a partir de junio (de momento, solo en Estados Unidos) una versión de coste reducido con anuncios.

5 estrenos domésticos o duales para 2021


Ejército de los muertos. Tras dar un empujón de publicidad a HBO Max con el remontaje (o la rehabilitación del montaje original) de 'Liga de la Justicia', el director Zack Snyder presenta en Netflix este híbrido de cine zombi y de atracos. Con aspiración de franquicia, tendrá precuela y serie de animación estilo anime, 'Army of the dead: Lost Vegas'. Netflix, 21 de mayo.


Luca. Disney+ sigue regalando, o casi, los nuevos largos del coloso Pixar. En Navidad estrenó sin coste adicional 'Soul' y pronto celebrará la llegada del verano estrenando 'Luca', especie de nueva 'Call me by your name': dos chavales con un secreto (sobrenatural) viven el verano de sus vidas en la Riviera italiana. Disney+, 18 de junio.

 

Viuda Negra. La primera gran película de superhéroes en asaltar nuestros salones a la vez que las salas. Por si todavía necesita presentación, después de mil retrasos y reintroducciones: situada entre los hechos de 'Capitán América: Civil war' y 'Vengadores: Infinity war', cuenta el reencuentro de Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) con la superespía Yelena Belova (Florence Pugh), futura Viuda Negra. Salas y Disney+, 9 de julio.


Made for love. Las series originales de HBO Max, de 'The flight attendant' a 'Generation', se habían ido estrenando hasta la fecha sin retrasos en nuestro HBO de toda la vida. No será así con esta oscura comedia escrita por Patrick Somerville ('Maniac') y protagonizada por la gran Cristin Milioti ('Palm Springs'), para la que deberemos esperar, como con otros futuros títulos, a la llegada de HBO Max. Fecha por determinar.   


Y: 1883. El 'showrunner' estrella de Paramount+ será, al menos durante los cinco años de primer acuerdo, Taylor Sheridan, guionista nominado al Oscar por 'Comanchería' y responsable del megáexito 'Yellowstone', alrededor del cual empieza a crecer una especie de universo. Primera extensión: la precuela 'Y: 1883', sobre los orígenes de la dinastía Dutton. No confundir con 'Y: El último hombre', esperada adaptación de cómic distópico que veremos… en Disney+. Fecha por determinar.