Entrevista

Sen Senra: "Hay que ir por delante del virus y no pensar mucho"

El cantante de Pontevedra lanza el epé de siete canciones 'Corazón cromado', fusión de instinto pop con tramas de r’n’b electrónico, que incluye un dueto con C. Tangana

Sen Senra: "Hay que ir por delante del virus y no pensar mucho"

Yago Castromil

Se lee en minutos

 

¿Un disco con canciones concebidas durante la pandemia?

No exactamente. Después de lanzar ‘Sensaciones’ y tener que parar la gira, me apeteció publicar una colección de canciones, siete, y algunas ya las tenía en la recámara, como semillitas en el ordenador. ‘Sensaciones’ fue el fruto de dos años de trabajo, con mucho cariño y dedicación, y este epé responde en cambio a un proceso más rápido, libre e intuitivo. No es un disco inspirado para nada en la pandemia. Ni siquiera quería conceptualizarlo demasiado.

Aunque parece envolverle un halo romántico desde el mismo título.

Me ‘friqueé’ un poco pensando en los cromados, las capas que das a un objeto para que no se oxide, o para embellecerlo simplemente. Me gustó esa idea.  

La primera canción del epé que lanzó, ‘Perfecto’, meses atrás, es más sexual que amorosa.

Sí, esa sí, pero siempre hay un fondo de amor, romántico. Siempre, siempre.

Llama la atención su evolución musical desde el grupo Demonhigh, que practicaba un rock guitarrero y garajero, hasta su actual pop teñido de r’n’b minimalista.

Siempre he estado explorando nuevos mundos, nuevas formas. En aquel momento estaba en otra situación y me apetecía expresarme con otros colores. Es normal ir cambiando. Seguiré haciéndolo.

¿Sigue componiendo con la guitarra o utiliza solo el ordenador?

No, no, la guitarra es el punto de partida de casi todas mis canciones.

¿Con qué música creció?

Pues mis primeros recuerdos son de grupos como Pink Floyd o Dire Straits. Pero hace ya bastante que comencé a escuchar otras cosas, como D’Angelo. Seguro que eso ya me marcó un camino.

Otro que ha evolucionado en esa dirección es Anxo Rodríguez, de Novedades Carminha, coproductor de ‘Sensaciones’ y presente también en el epé. ¿Influencia mutua?

Seguramente. Viene de estar muchos días juntos, bicheando y explorando. Anxo es mi hermanito, mi colega del alma y mi mano derecha. Tenemos gustos similares y nos conocemos bien. Es una de las personas a las que siempre voy enseñando lo que estoy haciendo. ‘Sensaciones’ fue el disco en el que sentí que había dado con mi sonido; el puente entre los álbumes anteriores y lo que viene después. Ahora en este epé hay también producción propia, y me gusta que él la escuche y me dé su opinión.

En ‘Qué facilidad’ participa C. Tangana.

Ha sido una colaboración muy natural. Nos conocemos desde hace años. Encaminamos el tema desde un punto muy primitivo, sobre la idea de lo fácil que es cargarte “todo lo que tenía pa’ darte”. Es una canción de amor y surgió en el mismo estudio en el que trabajábamos.

¿Qué desea comunicar con sus canciones?

No me planteo nada en concreto; cuando me pongo a hacer música siempre soy muy libre y no me rijo por ninguna forma ni fórmula. Voy encaminando cada canción a base de intuición y gusto propio.

¿Música para su generación veinteañera?

No pienso en ningún público particular, ni franja de edad, ni mucho menos. No tengo mucha conciencia de las distancias generacionales, ni veo mi música como una ruptura con lo anterior. De hecho, tengo cierta ignorancia sobre todo eso. Tampoco me siento parte de una escena. Voy más por libre que otra cosa.

Te puede interesar

Pese a las dificultades de estos tiempos, hizo una gira de teatros que pasó por Barts en enero, y se le espera el 1 de julio en el Vida Festival, de Vilanova i La Geltrú.

Hemos hecho todo un ejercicio de llevar la música a los teatros, con visuales y escenografía para hacerlo todo más bonito. El directo es orgánico, con banda, y yo toco la guitarra. Vamos viendo sobre la marcha. Hay que ir por delante de virus y no pensar mucho. Tengo mucha música en la recámara y seguiré dándole salida.