Recuperación de un teatro en el Paral·el

El Grupo Smedia reabre el Apolo con un musical y grandes ambiciones

  • La productora madrileña desembarca en Barcelona con '¿Quién mató a Sherlock Holmes?' y prepara el estreno de una nueva producción de 'Fama'

  •  "Queremos espectáculos con una dimensión universal", afirma Enrique Salaberria, presidente del grupo

Todo listo en el Teatro Apolo para iniciar una nueva etapa.

Todo listo en el Teatro Apolo para iniciar una nueva etapa. / Manu Mitru

Se lee en minutos

El Teatro Apolo vuelve a abrir sus puertas con '¿Quién mató a Sherlok Holmes?', un musical con primeras espadas del género que han actuado en 'Los Miserables', 'La Bella y la Bestia', 'West Side Story', 'El Fantasma de la Ópera' o 'El médico'. Precisamente el compositor y libretista de este último título, Iván Macías y Félix Amado respectivamente, firman este montaje inspirado en los enemigos del detective más famoso.

Daniel Diges encarna a Sherlock Holmes, la actriz y cantante catalana Jana Gómez y Teresa Ferrer se alternan en el rol de Irene Adler, Enrique Ferrer es el Profesor Moriarty, Enrique R. Del Portal es el doctor Watson, Julia Möller es la Sra. Roberts y Joseán Moreno es el anfitrión de la casa victoriana donde transcurre la obra. Se trata de un musical de cámara creado en tiempos de covid-19 donde el único instrumento a parte de la voz es un piano. "Sherlock Holmes es de esos personajes universales que levantan pasiones en todo el mundo. El espectáculo es muy internacional y muy fiel al mundo del famoso detective", señala Macías, que planea traer 'El Médico' a Barcelona "cuando sea posible".

El actor Daniel Diges que encarna al famoso detective inflés (centro), junto al resto del elenco de '¿Quién mató a Sherlock Holmes?'

/ Efe/Andreu Dalmau

Enrique Salaberria, fundador del Grupo Smedia, -tiene siete teatros en Madrid entre ellos el Lara, el Fígaro, el EDP Gran Vía y el Cofidís Alcázar- entra en Barcelona con el empresario del sector audiovisual Jordi Arqué dispuesto a gestionar el Apolo y a afianzar la estrategia de su empresa, fundada en 1999. "Mi padre, que era pescador, siempre me preguntaba: ¿realmente puedes vivir de esto?", recuerda Salaberrria, que cuando empezó soñaba con triunfar como actor pero no tardó en de percatarse que su futuro estaba en el terreno de la gestión y producción de espectáculos.

"Hemos alquilado el Apolo por cinco años con posibilidad de prórroga por otros cinco durante 20 años. Ya hemos cambiado toda la climatización del teatro y reparado muchas cosas de escenario porque estaba un poco dejado de la mano de Dios. Y hay que seguir mejorándolo. Un teatro hay que cuidarlo y en los últimos tiempos no se le había dedicado el mantenimiento que requería", señala Salaberria. El teatro cerró en 2019 tras los problemas de impago de Ethika Global, últimos gestores del teatro.

Barcelona, plataforma ideal

Barcelona es una plataforma ideal para su grupo. "Aquí está el 50% de lo que se hace en toda España, por eso hay montones de artistas catalanes trabajando en Madrid. Hay que dar mayor dimensión fuera a lo que se hace en Barcelona. Focus ya lo hace. Nosotros queremos ser otra plataforma más". Su apuesta por la producción propia empezará con 'Fama', musical cuyas audiciones empezarán después de Semana Santa. "La idea es estrenarlo en octubre y después de Reyes llevarlo a Madrid. Queremos desarrollar proyectos aquí que viajen a otros espacios de toda la geografía", afirma Salaberria. Su objetivo es exportar espectáculos más allá de nuestras fronteras. De 'Sherlock Holmes', por ejemplo, ya ha vendido los derechos en Alemania para que se represente en Berlín. "Y esperamos venderlos también en Londres", explica.

Su objetivo es alcanzar los 350.000 espectadores anuales en el Apolo. Es muy ambicioso teniendo en cuenta que sus teatros antes de la pandemia conseguían un público anual de 1.100.000. Salaberria, que aunque es de San Sebastián parece de Bilbao, cree que es posible llenar el Apolo como en la época dorada del teatro del Paral·lel. Para él no hay más secreto que dar al público aquello que quiere. "Hay que escuchar al público, que es el que paga. Debemos intentar llegar a los ocho millones de personas que viven en Catalunya con una oferta diversa, de lunes a domingo y durante todos los meses del año, como hacemos en Madrid".

¿Catalán o castellano?

Te puede interesar

¿Catalán o castellano? "Escucharemos al público. Cuando algo es universal no importa el idioma. No sé en estos momentos en qué idioma será. Si en el mundo de las artes escénicas lo importante no es lo artístico, menudo problema, ¿no? Los idiomas están hechos para entenderse no para separarse. ¿Qué más da el idioma? Si hasta podríamos producir espectáculos en inglés". Y recuerda que llevaron un montaje de 'Jesucristo superstar' en inglés a Madrid con "un éxito arrollador". No descarta ofrecer espectáculos en ese idioma en verano aprovechando el tirón turístico de la capital catalana. "Tenemos una agencia de comunicación investigando todos estos temas. El público es soberano: él decidirá si lo hacemos bien o mal. Ni aunque me paguen una millonada haré una obra en un idioma o forma determinada".

Para él lo prioritario es la calidad. "El público debe sentirse a gusto y conectar con lo que pasa en el escenario. En Madrid tenemos 'Fariña' que es en gallego y se llena todos los días. La gente cuando sale dice: '¿Te das cuenta de que hablaban en gallego?' Y no pasa nada porque la obra pasa en un puerto gallego donde trafican con lo que pueden. ¿Acaso todos los españoles que van a Londres entienden todo lo que se dice en un musical? Lo importante es que la gente lo disfruta". 'Fariña' es uno de los espectáculos candidatos a recalar en el Apolo. De momento, tras el musical de Sherlock Holmes planean traer otro, 'Antoine' basado en la vida del autor de 'El principito'. También apostarán por el humor con monologuistas y por el teatro de texto, con obras de Els Joglars hasta clásicos como 'La casa de Bernarda Alba', de Lorca, y 'Divinas palabras' de Valle-Inclán, una producción del Centro Dramático Nacional. "Queremos espectáculos con una dimensión universal".

Temas

Teatro