Símbolo eterno

La ONU retira el tapiz del 'Guernica' de Picasso tras 35 años colgado en su sede de Nueva York

  • La obra había sido cedida a la organización por la familia Rockefeller, quien ahora ha reclamado su devolución

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, pasa por delante del tapiz del ’Guernica’ colgado en la sede de la ONU, en el 2003.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, pasa por delante del tapiz del ’Guernica’ colgado en la sede de la ONU, en el 2003. / GREGORY BULL / AP

Se lee en minutos

El Periodico

La conocida reproducción en tapiz del 'Guernica' de Pablo Picasso, que coronaba desde hacía casi 35 años la sede de las Naciones Unidas, ha sido retirado este viernes a solicitud de su actual propietario: John D. Rockefeller.

Este enorme tapiz, símbolo del horror en la guerra española, se ha expuesto desde 1985 en el pasillo de acceso a una de las salas más importantes de la sede en la ciudad de Nueva York, el salón del Consejo de Seguridad y desde entonces solo había abandonado su lugar en una ocasión: durante las reformas del edificio entre 2009 y 2013.

Un préstamo de la familia Rockefeller

La obra antibelicista había sido cedida por la familia de Nelson Rockefeller, exvicepresidente de Estados Unidos, tras la muerte del magnate, pero ahora su bisnieto ha solicitado que se devuelva la obra a los familiares.

Un visitante, frente al cuadro original del 'Guernica' en el Museo Reina Sofía de Madrid.


/ CHEMA MOYA / EFE

Ni los Rockefeller, ni el órgano internacional se han pronunciado acerca de los motivos que han impulsado al bisnieto de uno de los estadounidense más ricos de la historia a retirar la obra. "Queremos dar las gracias a la familia Rockefeller por habernos dejado esta pieza de arte durante más de 35 años", ha aclarado Stéphane Dujarric, un portavoz de Naciones Unidas.

Te puede interesar

La reproducción del cuadro se realizó en el taller de Baume Dürrbach, al sur de Francia, y fue supervisada en todo momento por el propio Picasso.

El tapiz ya ha sido retirado de la sede de la ONU y devuelto a sus propietarios. Según el portavoz de la organización, ya se está estudiando otras obras con las que sustituir a la representación del cuadro del pintor malagueño.