Precedentes del 'caso Hasél'

Def Con Dos, S. A. y Valtònyc: músicos en los tribunales

Letras de canciones y tuits han motivado denuncias y condenas de cárcel, avivando la discusión en torno a la libertad de expresión

El cantante de Def Con Dos, César Strawberry, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar tras ser detenido en la Operación Araña 3.

El cantante de Def Con Dos, César Strawberry, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar tras ser detenido en la Operación Araña 3. / JOSE LUIS ROCA

Se lee en minutos

El franquismo censuró a cantautores y voces díscolas, practicó detenciones y causó exilios, pero para ver sentencias de cárcel dispensadas a cantantes, como la de Hasél, ha habido que esperar hasta la actualidad. Otros artistas han sido llevados a los tribunales por el contenido de sus canciones o sus expresiones públicas.

Soziedad Alkohólika (S. A.)

El grupo de Vitoria de rock metalero fue denunciado en el 2004 por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que lo acusó de practicar el enaltecimiento del terrorismo en canciones como ‘Explota, zerdo’ (dedicada a un chivato policial) y ‘Síndrome del norte’ (dirigida a los agentes destinados al País Vasco: “¡tú, tío, ten cuidado! / No hagas gestos raros / Mira que saco el ‘fusko’ / y te vuelo el cráneo”).El juez Baltasar Garzón archivó las diligencias, la AVT presentó otro recurso, y en el 2006 el grupo, que declaró no apoyar a ETA y que señaló que sus letras eran “duras” porque “la sociedad en que vivimos es dura”, fue juzgado y absuelto.

César Strawberry (Def Con Dos)

Al cantante del grupo rap-metal Def Con Dos no le trajeron problemas sus letras, sino sus tuits. Detenido en el 2015 en el marco de la ‘Operación Araña III’, desplegada por la Guardia Civil para perseguir el enaltecimiento del terrorismo en las redes sociales, Strawberry afrontó el juicio con el respaldo de sus seguidores, que reunieron los 10.000 euros de los gastos de defensa a través de una campaña de micromecenazgo.

Los tuits lanzaban mensajes como “El fascismo sin complejos de Esperanza Aguirre me hace añorar hasta a los GRAPO”, “A Ortega Lara habría que secuestrarlo ahora” o “Cuántos deberían seguir el vuelo de Carrero Blanco”. Condenado a un año de cárcel, acabo siendo absuelto en el 2020. La Audiencia Nacional subrayó la “ironía” y el “sarcasmo” de los tuits, así como el “tono crítico con la realidad social y política”. El proceso inspiró a Def Con Dos en un álbum, ‘#trending_distopic’ (2017), en defensa de la libertad de expresión.

Valtònyc

El mallorquín Josep Miquel Arenas, el rapero Valtònyc, fue detenido en el 2012 por la Policía Nacional por enaltecimiento del terrorismo, apología del odio ideológico, incitación a la violencia e injurias a la corona. Lo denunció Jorge Campos, presidente de la Fundación Nacional Círculo Balear, a quien iba dedicada la canción ‘Circo balear’, con frases como “Jorge Campos mereix una bomba de destrucció nuclear”.

Otra composición, ‘El rei borbó’, decía: “El rei borbó i les seves mogudes / no sé si caçava elefants o anava de putes / són coses que no es poden explicar, com que per fer diana ‘empleava’ el seu germà”. Se preguntaba “per què no se fractura es cap i no la cadera?” y auguraba: “un día ocuparem Marivent amb un ‘kalashnikov’”. En ‘España 0 goma 2’ recitaba: “Sofia en una moneda, però afusellada” (junto al sonido de la metralleta disparando) y, respecto a la democracia española, “a veure si ETA posa una bomba i explota”.

Fue condenado a tres años y medio de prisión por la Audiencia Nacional en febrero del 2017, sentencia ratificada un año después. En mayo del 2018 marchó a vivir a Bélgica, donde sigue, defendido por el abogado Gonzalo Boye, que también asiste al 'expresident’ Carles Puigdemont.

Te puede interesar