Arte

La lucha de González-Torres abrirá la temporada de un Macba "transgresor"

  • El director del museo de arte contemporáneo de Barcelona, Ferran Barenblit, se despide con una programación donde destaca la muestra de la donación de la colección de Rafael Tous, con un millar de piezas de unos 30 artistas de los 70 y 80 de todo el país

  • La oferta expositiva también contempla la colectiva de artistas emergentes 'Panorama 21' y, para 2022, recorridos por las obras de la brasileña Cinthia Marcelle, los tapices de Teresa Lanceta y los universos futuristas de creadores negros

Instalación de Carlos Pazos ’No hay Replay’, que se verá en la exposición del Macba dedicada a la colección Rafael Tous.

Instalación de Carlos Pazos ’No hay Replay’, que se verá en la exposición del Macba dedicada a la colección Rafael Tous. / MACBA

Se lee en minutos

Una gran retrospectiva del artista cubano Félix González-Torres, fallecido de sida en Miami en 1996 a los 38 años, una exposición dedicada a la importante donación de la Colección Rafael Tous de arte conceptual y una muestra que abrirá las puertas a los artistas emergentes son las apuestas del Macba para este 2021 en la que será la última programación que presenta su actual director, Ferran Barenblit, que dejará el cargo en agosto, cuando finalice el año prorrogado de su contrato. Para el responsable del Museu d’Art Contemporani de Barcelona, que ha avanzado este martes las exposiciones que podrán visitarse hasta julio de 2022, toda la oferta gira en torno a “la idea del cuestionamiento de la realidad y el preguntarse por sus contradicciones imaginando siempre un futuro de la mano del pensamiento de los artistas”. 

Con estas exposiciones se busca “pensar desde la contra-hegemonía en cómo defender nuestra condición de ciudadanos críticos que se preguntan sobre lo que nos rodea y construir el futuro de forma más solidaria y más justa”, ha señalado Barenblit, que ha querido reivindicar el Macba como “museo transgresor, incómodo, provocador, que se considera emancipado y emancipador y que plantea preguntas con una finalidad educativa y de diálogo con una ciudadanía cada vez más crítica”.

Kit de primeros auxilios, obra de Félix Gonzalez-Torres, que formará parte de la retrospectiva del Macba.

/ FUNDACIÓN FÉLIX GONZÁLEZ-TORRES

La primera muestra llegará el 25 de marzo, comisariada por Tanya Barson, conservadora jefe del Macba. Será ‘Félix González-Torres. Política de la relación’. “Es la primera retrospectiva dedicada en España desde su muerte, hace 25 años, a la obra de uno de los artistas más originales e influyentes de su época. Busca mostrar su relevancia para varias generaciones de artistas, hacer una relectura de su obra y ver sus conexiones con España, el Caribe y América Latina. También ver cómo aborda temas como la política antifascista y la lucha contra la derecha y su homofobia en el contexto de la crisis del sida, algo relevante en la España de hoy, con la amenaza de la derecha y ante una pandemia viral”, destaca la comisaria. 

La condición queer

González-Torres desarrolló un lenguaje sutil y a menudo intencionadamente críptico sobre la condición queer, que priorizaba el romanticismo y "reformulaba el minimalismo y el conceptualismo", añade, como vehículos del contenido afectivo, algo que le permitía hablar del deseo y el amor homosexual eludiendo la censura de la derecha. 

Un millar de pizas de 30 artistas

La otra gran apuesta de 2021, en mayo, es ‘En tiempo real. La colección Rafael Tous de arte conceptual’, que integra un millar de piezas de una treintena de artistas de los 70 y 80 de Catalunya el resto de España, que este barcelonés vinculado al mundo textil donó al Macba antes de la pandemia de forma “generosa, gratuita, desinteresada y permanente”, ha recordado Barenblit. Tous (1940) viene coleccionando obras desde su juventud ligadas a relaciones de amistad con muchos artistas. La pandemia retrasó la muestra, que debía coincidir con el 25º aniversario del Macba, el pasado noviembre. Además de ocupar diversos espacios del museo, se reabrirá la sala Metronom, del Born, donde Tous actuó de catalizador cultural de la actividad artística entre 1984 y 2006. 

La exposición, con obras de, entre otros, Àngels Ribé, Francesc Abad, Jordi Benito, Àngel Jové, Carlos Pazos, Miralda o Antoni Llena, pondrá el foco, según Barson, “en la relación del cuerpo con la naturaleza, en los nuevos comportamientos sociales, la mirada política, la denuncia del capitalismo y de diferentes formas de totalitarismos siglo XX, la oposición al franquismo, o la semiótica y el uso del lenguaje”. 

icult expo de la Cinthia Marcelle

/ CINTHIA MARCELLE

Para octubre se reserva el Macba la colectiva ‘Panorama 21. Apuntes para un incendio de los ojos’, que a través de artistas jóvenes y emergentes del ecosistema local, busca reflejar la intensidad y vitalidad del contexto actual “respondiendo a los desafíos del presente”, apunta Barson, con temas como “la convivencia y la solidaridad, el feminismo, el antirracismo y antidiscriminación”. 

El Brasil populista 

El 2022 se inaugurará, en febrero, con la primera muestra individual de la brasileña Cinthia Marcelle, autora de impactantes obras fílmicas e instalaciones a gran escala. Su obra refleja la amenaza del populismo de la derecha, allí más grave y violenta con Bolsonaro, y la discriminación de las personas trans en su país, algo que conoce de primera mano, pues su pareja está en proceso de transición de género.  

A Marcelle la seguirá, en abril, un recorrido por la trayectoria de la barcelonesa Teresa Lanceta desde los 70 con una selección de tapices, telas y pinturas, y, en verano, ‘Blue & Black Futures’, que "desde el afrofuturismo, el futurismo africano y las tecnopoéticas caribeñas", explica Barson, explora los universos concebidos por artistas, músicos y escritores negros desde el siglo XIX en África, Europa y América.

Noticias relacionadas

'Untitled (Last light), de Felix González-Torres.

/ MACBA / JORDI V. POU / F. GONZÁLEZ-TORRES

Ajuste presupuestario

El Macba cuenta este año con un presupuesto de unos 11 millones de euros tras sufrir un ajuste del 10%, que es el porcentaje de la previsión de caída de los recursos propios, que se destinaban a la programación. Las aportaciones de las administraciones públicas han sido las mismas, pero estas, según los responsables del museo, son las que se necesitan para "mantener abierta la persiana”, y la cantidad que antes se destinaba a la programación, que era de 2,2 millones, ahora quedará en 1,1 millones.   

Temas

Macba Museos