Crítica de teatro

Pasatiempo con el Terrat en el Coliseum

  • La comedia 'L’èxit de la temporada' es una pieza llamada a convocar a espectadores fieles al humor y a la manera de hacer de la gente del Terrat

Un momento de ’L’ èxit de la temporada’,  la comedia de la productora El Terrat en el Teatre Coliseum.

Un momento de ’L’ èxit de la temporada’, la comedia de la productora El Terrat en el Teatre Coliseum. / Enric Fontcuberta

2
Se lee en minutos
José Carlos Sorribes
José Carlos Sorribes

Periodista

ver +

Treinta años es una cifra más que adecuada para una celebración. Así lo ha hecho la productora El Terrat en el teatro con 'L’èxit de la temporada', una comedia que superando todos los obstáculos de la pandemia se ha instalado estas semanas en el Coliseum. Para ello la productora audiovisual, y hoy también teatral, convocó a buena parte de sus clásicos para el reparto de la obra y, para la autoría y dirección, se puso en cambio en manos externas y más jóvenes. Las de Enric Cambray, actor, e Israel Solà, el director de La Calórica.

Cambray y Solà han acudido al recurso metateatral de arrancar la obra con un grupo de actores, los del Terrat, fuera de su registro habitual de la comedia. Estamos en el año 2001 y quieren montar una tragedia, la de 'Romeo y Julieta'. Casi nada. Romeo es Fermí Fernández y Julieta, Mònica Pérez. El director de la pieza en escena es Oriol Grau. Alba Florejachs, Jordi Ríos y David Fernández completan el reparto. Mònica Macfer se unirá al grupo en la segunda parte.

La segunda parte de la pieza de la pareja Enric Cambray-Israel Solà es más desmadrada y salta la carcajada con mayor frecuencia

La comedia juega entre la ficción y unos ingeniosos pellizcos de realidad, y no solo porque los personajes se llamen como los actores y actrices que los representan (salvo en el caso de Florejachs, sustituta de la lesionada Sílvia Abril y que mantiene el nombre de esta). Uno de los golpes ingeniosos es que Fernández (David) recibe durante el ensayo final de la obra de Shakespeare una llamada en la que le comunican que le han escogido para ir a Eurovisión. Poco importa que no cuadren los años. El gag funciona. Como el recuerdo breve a Palomino o a la niña de Shrek. El autohomenaje era inevitable.

Reencuentro 20 años después

Noticias relacionadas

Pero la preparación sufre un inesperado golpe (en todos los sentidos, y que no conviene desvelar) que frustra ese estreno de 'Romeo y Julieta'. Se abre a partir de ahí una segunda parte mucho más desmadrada, en la que salta la carcajada con mayor frecuencia, y más propia del 'universo Terrat'. El grupo se reencuentra 20 años después y decide acabar lo que no hizo en su tiempo: estrenar la obra, aunque sea deprisa y corriendo. Está claro que nada va a salir según lo previsto. No solo por las prisas, también porque a lo largo de esas dos décadas ellos también han cambiado y no todos con igual fortuna.

Pero, ojo, que nadie piense que ese terreno de las emociones y sentimientos se impone al de  la comedia. Porque 'L’èxit de la temporada' es una pieza llamada a convocar a espectadores fieles a la manera de hacer de la gente del Terrat a lo largo de estos 30 años. Una 'troupe' que tiene en el humor su seña de identidad y que nos presenta en el Coliseum un ágil pasatiempo, que no es poco y más en estos tiempos tan aciagos, para echar unas risas. Y con gente tan capaz de despertarlas como Mònica Pérez y Alba Florejachs, dos grandes maestras de la comedia.

Temas

Teatro