Novedades editoriales

Un 2021 cargado de motivos para que siga la fiebre lectora desatada por el covid

Javier Marías, Javier Cercas, Joyce Carol Oates y Maggie O'Farrell son algunos de los protagonistas del nuevo año libresco

Javier Marias,  Javier Cercas y Maggie O Farrell.

Javier Marias, Javier Cercas y Maggie O Farrell. / EL PERIÓDICO

Se lee en minutos

Queremos pensar que este 2021 nos va a traer la salud, la calma y los abrazos, pero mientras eso no suceda bueno será enfrascarnos en la lectura de los libros de la próxima hornada. Que nunca se ha leído con más ahínco que en estos tiempos de pandemia es algo que los editores tienen muy presente a la hora de proponer sus títulos. Y en lo tocante a tendencias, hay que felicitarse de que las escritoras cada vez ocupen más espacio en las librerías y de que la intimidad familiar, por culpa o no del covid, sea uno de las grandes inquietudes literarias del nuevo año.

Los más esperados

Dos pesos pesados como Javier Marías y Javier Cercas estrenan libro en marzo con el ojo puesto en un Sant Jordi que, esta vez sí, podría celebrarse cuando toca y con todos los honores. El autor madrileño rescata a un viejo personaje suyo y lo lleva al título, ‘Tomás Levinson’. El esquivo marido de Berta Isla, protagonista de su anterior novela, se involucra en el conflicto de Irlanda del Norte. Puede parecer una novela de espías pero en el fondo es una obra moral sobre el tema de si es lícito el asesinato si este implica una causa mayor. Cercas ofrece una nueva entrega de su mosso d’esquadra Melchor Marín con ‘Independencia’, historia que traslada el personaje a Barcelona. Si en su anterior novela y Premio Planeta, el 'procès' se entreveía como trasfondo, aquí adquiere una mayor presencia al hacerse hincapié en las corrupciones del poder. El libro también supone el regreso del autor a Tusquets, el sello que lo dio a conocer. También juegan en esa liga Luis Landero que con ‘El huerto de Emerson’ (Tusquets) da continuidad a sus celebradas memorias ‘El balcón abierto’. Asimismo aparecerá, por fin, el diario que Juan Marsé llevó a cabo en 2004, reflexiones sobre la literatura y la política con la acidez y la ironía que le caracterizaban. Su título: ‘Notas para unas memorias que nunca escribiré’ (Lumen).

El escritor Kiko Amat.

/ FERRAN SENDRA

 

En castellano y con fuerza

Los libros más codiciados este año tienen, sin duda, denominación de origen en castellano. La cosecha es prometedora. En Seix Barral proponen ‘Llévame a casa’ de Jesús Carrasco, en la que profundiza en la vida en el medio rural y en la responsabilidad de cuidar a nuestros mayores, y a Daniel Remón, un debutante que no tiene nada de primerizo puesto que es un reputado guionista de cine. Es probable que ‘Literatura’, título de la obra, dé mucho que hablar. En esta misma línea se sitúan José Ovejero que con ‘Humo’ ofrece un retrato extraño y ominoso de una mujer y un niño que viven alejados del mundo y Edurne Portela que en ‘Los ojos cerrados’ prosigue con su indagación sobre la violencia. Ambos en Galaxia Gutenberg. Habrá que prestar atención a ‘Revancha’ de Kiko Amat (Anagrama), una orgía de delincuencia, violencia y ‘skin-heads’ con trasfondo barcelonés. En el mismo sello, ‘Gema’ de Milena Busquets explora otra pérdida de la autora, esta vez la de una compañera de colegio que murió en la adolescencia, y ‘Facsímil’, un libro que entrecruza ficción, crónica y ensayo, de uno de los grandes autores latinoamericanos de la actualidad, el chileno Alejandro Zambra. También hay que hacerle caso a los prodigiosos cuentos de la barcelonesa Laura Ferrero, ‘La gente no existe’ (Alfaguara), y a la no menos interesante autora argentina Selva Almada con ‘No es un río’ (Literatura Random House).  

La escritora Laia Fàbregas.

/ JONATHAN GREVSEN

Letras (familiares) en catalán

La literatura catalana que viene parece tener el tema del parentesco como eje. Abre el fuego Vicenç Villatoro que tras la celebrada ‘Un home que se'n va’, que recuperaba a su abuelo cordobés, hace ahora lo propio con los maternos, que tuvieron que huir al exilio, en ‘La casa del avis’ (Proa). La familia también es el pivote en el que gravitan la novela de Laia Fàbregas ‘No escriuré la teva història’ (Empúries), situada en la América profunda, y ‘L’aigua que vols’ (Enciclopèdia) con la que Victor Garcia Tur ganó el Premi Sant Jordi de Novela. Promete vender y mucho ‘La dona de la seva vida’ de Xavier Bosch (Columna), una trama de secretos, familiares cómo no, que peligran con salir a la luz a raíz de una investigación periodística. Y con la jovencísima Laia Viñas –que ganó el Documenta ex aequo con Irene Pujadas- con su novela ‘Les closques’ la literatura catalana tiene asegurado su futuro.  

La escritora escocesa Ali Smith.


/ EL PERIÓDICO

Autoras con fundamento

Es muy posible que las escritoras copen las lecturas de este primer trimestre, a tenor de la calidad de la oferta. Es el caso de Ali Smith, que con ‘Invierno’ prosigue su exitoso cuarteto sobre la Gran Bretaña actual al ritmo de las estaciones (la versión en catalán apareció el año pasado en Raig Verd). Tampoco pueden faltar las voces de la autora favorita de Barack Obama y cantora de la América más desposeida, Marilyn Robinson (‘Jack’, Galaxia Gutenberg / Ed. 1984), de la esencial Elizabeth Strout (‘Luz de febrero’, Duomo / Ed. 1984) o de la aclamada Maggie O’Farrell que con ‘Hamnet’ inventa un episodio apócrifo en la vida de Shakespeare (Asteroide / L’Altra). Sin olvidar ‘Las gratitudes’ de Delphine de Vigan (Anagrama / Ed. 62) que se hunde en los recuerdos de una anciana durante la ocupación alemana en Francia, con el telón de fondo de los campos de exterminio.

Emmanuel Carrère, en el tejado de La Pedrera. 


/ RICARD CUGAT

Títulos ineludibles

Son las novelas más deseadas. Precedido de una polémica que ha arrastrado a su autor a los tribunales, el muy apetecible ‘Yoga’ (Anagrama) de Emmanuel Carrère retrata su divorcio y posterior proceso depresivo, que le ha obligó incluso a ser objeto de terapia electroconvulsiva, es decir, electrochoques. Quien le llevó a juicio fue su ex con quien no consensuó -como tenían establecido por contrato- las apariciones de esta en el libro. Y con tantos fans como el francés, el norteamericano Chuck Palaniuk presenta en ‘El día del ajuste’ (Literatura Random House), una distopía que con los altercados en el Capitolio no parece tan fantasiosa. Aquí se muestra una sociedad dividida en tres estados: uno para los afromericanos, otro para los gais y otro para el hombre blanco donde se glorifica el Ku Klux Klan. Tampoco pasará desapercibido ‘La vida juega conmigo’ (Lumen / Ed. 62) del grandísimo escritor israelí David Grossman, que se ha basado en hechos reales ocurridos en la antigua Yugoslavia para esta novela intensa.  

El escritor francés Julio Verne.

/ EL PERIÓDICO

Los clásicos, ese puerto seguro

Te puede interesar

Todos conocemos ‘De la tierra a la Luna’ y su continuación en la que los valientes componentes del Gun Club abrieron el camino a Neil Armstrong y sus colegas. Alba rescata la tercera entrega, y menos conocida, de esta saga de Julio Verne publicada en su día como ‘El secreto de Maston’ y ahora como ‘Al revés’. El objetivo esta vez es cambiar el eje de la Tierra para lograr el deshielo de los polos y emprender allí explotaciones mineras. Una idea kamizake para el planeta con la que Verne anticipó el futuro una vez más. El sello también prepara para febrero una edición de ‘Guerra y paz’ con nueva traducción de Joaquín Fernández Valdés.

Los ocho cuentos primerizos y jamás publicados de Marcel Proust publicados recientemente en Francia no tienen la ambición de su ‘Recherche’ pero son todo un acontecimiento. El remitente misterioso y otros relatos inéditos fue archivado por el autor, quizá porque en ellos se hace muy evidente su homosexualidad. 

Temas

Libros