Inspiración para Pixar

'Soul', la fábula del agua y la inesperada inspiración de David Foster Wallace

El mensaje 'feelgood' y motivador de la película de Pixar evoca a un pasaje de 'Esto es agua', obra del autor de 'La broma infinita'

Un fotograma de ’Soul’, de Pixar

Un fotograma de ’Soul’, de Pixar / El Periódico

Se lee en minutos

Si han visto ‘Soul’, recordarán el momento en que el protagonista se siente extrañamente vacío justo después de dar el concierto de su vida en el cuarteto de Dorothea Williams. Venía a ser un “sí, lo he conseguido, pero… y ahora qué?”. La saxofonista, entonces, le explica una fábula: “Hubo una vez que un pez le preguntó a uno más viejo dónde podía encontrar el océano. Este le respondió: ‘¿El océano? Estás en él ahora mismo’. A lo que el primero le contestó: ‘Esto es agua, lo que yo quiero es el océano’”

La fábula en cuestión no es una idea original de la película. De hecho, evoca a un pasaje de la obra de David Foster Wallace 'Esto es agua', un discurso que el novelista norteamericano pronunció en el acto de graduación de los universitarios del Kenyon College en el 2005: “Están dos peces nadando uno junto al otro cuando se topan con un pez más viejo nadando en sentido contrario, quien los saluda y dice ‘buen día, muchachos, ¿cómo está el agua?’. Los dos peces siguen nadando hasta que pasado un tiempo uno se vuelve hacia el otro y pregunta ‘¿qué demonios es el agua?’”. Foster Wallace no aparece acreditado ni mencionado en 'Soul'. Aunque, en verdad, tampoco parece claro que la imagen del pez, el agua y el océano sea una creación propia de DFW, pues algo parecido puede rastrearse ya en un relato del libro 'El canto del pájaro', escrito en 1982 por el gurú indio de la espiritualidad y la autoayuda Anthony de Mello.

“'Esto es agua' es el peor de los libros de Foster Wallace”, afirma de forma rotunda el escritor Javier García Rodríguez, profundo conocedor de la atormentada vida y obra del autor de ‘La broma infinita’. “En realidad no es un libro, sino un discurso que las decisiones editoriales y de mercado convirtieron en un libro. DFW era el menos apropiado para hablar a los jóvenes sobre valores (los suyos eran muy poco positivos, casi todos). Pero les hablaba de ser libre y de ser uno mismo en forma de parábola”. Y ese es, en última instancia, el mensaje que ofrece ‘Soul’ a su joven audiencia.

Te puede interesar

El escritor David Foster Wallace

/ El Periódico

García Rodríguez se siente intrigado por la presencia, aunque sea entre líneas, de DFW en una película de vocación tan 'feelgood' y motivadora como ‘Soul’. “Da qué pensar. DFW está formando parte ya de la cultura popular, sin ser siquiera citado, como si su relato no tuviera dueño al igual que los refranes o las coplas populares. Seguramente él mismo escuchó la parábola en una de la sesiones de terapia a las que acudía. Lo que no me atrevo a decir es que toda la película esté basada en ‘Esto es agua’, aunque está claro que los guionistas lo han leído y creen que su mensaje tiene vigencia. La peli, valga la broma, bebe de muchas fuentes, incluido DFW. Todas muy masticadas y digeridas para que no le atraganten a nadie. Pixar es ya una escuela de valores”, sostiene el escritor vallisoletano.

Temas

Disney+ Disney