Restricciones sanitarias

El sector musical pide que las entradas de conciertos sean salvoconductos

Las librerías reclaman poder abrir en fin de semana como comercio esencial

Concierto de homenaje a Xavi Turull, en el Parc Güell de Barcelona, el pasado septiembre durante las fiestas de la Mercè.

Concierto de homenaje a Xavi Turull, en el Parc Güell de Barcelona, el pasado septiembre durante las fiestas de la Mercè. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

El Periódico

Los sectores de la música y del libro recuerdan que la cultura es segura y un bien esencial y reclaman modificaciones a las nuevas restricciones para frenar la expansión del coronavirus que el Govern implantará a partir de este jueves y que este martes ha publicado en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGC). Por un lado, la Associació Professional de Representants, Promotors i Mànagers de Catalunya (ARC), referente del sector de la industria musical con más de 40 años de historia, ha pedido que las entradas para conciertos sirvan de salvoconductos para evitar el confinamiento municipal.

ARC, que integra a las 70 empresas más importantes de Catalunya del ámbito musical en vivo, reclama "soluciones que no castiguen aún más el sector, como que las entradas a un espectáculo cultural sean consideradas salvoconductos -un sistema que se ha usado con los hoteles las últimas semanas-, para los desplazamientos entre municipios y que también permitan llegar después de las 22.00 horas al domicilio".

Confinamiento por regiones sanitarias

Como alternativa, también propone "la modificación del confinamiento perimetral territorial en regiones sanitarias como se hizo en junio en las fases 1 y 2 de la desescalada, en lugar de por municipios o comarcas".

La asociación ha asegurado que "la industria cultural y, concretamente, la de la música en directo, ha demostrado por activa y por pasiva que no son foco de contagios". Consideran que ya están cumpliendo con creces restricciones como la reducción del aforo y el límite de personas.

Los profesionales del sector temen que "además de la prohibición de que los espectadores de otros municipios puedan asistir a un acto cultural, haya otra avalancha de suspensiones de las actuaciones previstas durante los próximos meses". Esta realidad se agrava, añaden, porque "teatros y ayuntamientos no programarán oferta cultural los próximos meses".

El libro, bien esencial

La resolución del DOGC también afecta a las librerías, que no han sido consideradas una excepción ante la nueva norma que obliga a cerrar durante el fin de semana a todos los comercios no esenciales y, también entre semana, a los mayores de 400 metros cuadrados.

La Cambra del Llibre, como avanzaba este lunes a este diario su presidente, Patrici Tixis, y la presidenta del Gremi de Llibreters, Maria Carme Ferrer, si se confirmaba el cierre, ha emitido un comunicado reclamando a la Generalitat que incluya las librerías en la lista de actividades esenciales porque considera “que el Govern incumple su propio acuerdo del pasado 22 de septiembre en el que considera la cultura un bien esencial para el desarrollo integral de la personalidad individual y colectiva”.

La Cambra, integrada por los gremios de libreros, editores, distribuidores y de comunicación gráfica, exige al Govern “que resuelva esta incoherencia de manera inmediata para evitar que la resolución sobre la esencialidad de la cultura quede vacía de contenido, no sirva para nada y, al final, sea un engaño”.

Te puede interesar

Podrán abrir si venden prensa

Por su parte, la subdirectora de Coordinació i Gestió d’Emergències de Protecció Civil, Imma Soler, ha comentado, según informa ACN, que las librerías podrán abrir los fines de semana si venden prensa. Esto, sin embargo, no es nuevo, pues durante el confinamiento de marzo, como la prensa sí es considerada un bien esencial, los quioscos y establecimientos que vendían periódicos sí estaban autorizados a abrir.