Nuevas voces

El Cor Jove Nacional de Catalunya, listo para su debut en el Palau

  • La formación dirigida por Mireia Barrera ofrece un exigente programa con música del siglo XX y compositores de hoy en su primer concierto en el Palau de la Música Catalana

  • Las últimas restricciones del Procicat impedirán a los familiares y amigos de los cantantes de fuera de Barcelona acceder al concierto, la única nota amarga de su actuación en el auditorio modernista

Ensayo del Cor Jove Nacional de Catalunya en el Petit Palau de cara al primer concierto que ofrecerán en la sala modernista del Palau de la Música Catalana este jueves.

Ensayo del Cor Jove Nacional de Catalunya en el Petit Palau de cara al primer concierto que ofrecerán en la sala modernista del Palau de la Música Catalana este jueves. / FERRAN SENDRA

4
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Concentrados, muy atentos a cualquier comentario o indicación de la directora Mireia Barrera, una eminencia en la música coral, los cantantes del Cor Jove Nacional de Catalunya dedicaron el martes por la mañana a ensayar el primer concierto de la formación en el Palau de la Música Catalana, previsto para este jueves 7 de enero. Equilibradas sonaban las voces de la treintena de cantantes en el Petit Palau, aunque Barrera no dejaba de hacer hincapié en las vocales neutras cuando cantaban fragmentos de 'L' aire daurat', de Ricard Lamote de Grignon. Tras escucharles en 'Festí nocturn' hizo notar lo siguiente: "Esto es como una porcelana china. Es música de primer nivel, comparable a la de Ravel o Debussy. Requiere ligereza en la articulación".

La atención al detalle y la claridad de sus ideas llegaban a los cantores tanto a través de sus palabras como de la coreografía creada con acompasados movimientos de manos y brazos. "Algunas son piezas son muy cortas y muy sencillas pero también muy delicadas. Una de ellas 14 compases explican una historia de un chico que ha perdido a su amada en un minuto. ¡Pero cuánto cuesta lograr que esos 14 compases que no duran ni un minuto sean bonitos, transmitan y estén bien dichos!", ha explicado a EL PERIÓDICO al acabar.

Obras de Joaquim Homs y Manuel Oltra alternan con piezas de Bernat Vivancos, Mariona Vila y Joan Magrané en un programa que recorre un siglo de música catalana. "El repertorio es bastante complicado de hacer bien porque casi todo es a capella, la gran mayoría del siglo XX y es difícil", ha señalado Roger Casanova, barítono. Él formó parte del Cor Jove del Orfeó Català aunque ahora no está en ninguna otra formación pues los estudios superiores de canto le tienen suficientemente ocupado. Aunque la mayoría proviene del área metropolitana, en el coro hay gente de toda Catalunya.

Exigencia de primer nivel

"Mireia exige mucho", añade Aurora Miró, que compagina la actividad con el Cor Jove Nacional de Catalunya con el Orfeó Català. Aunque cantar con mascarilla es un engorro, "pese a la incomodidad que supone, preferimos cantar así a no hacerlo", apuntan. Ambos están satisfechos con su paso por esta formación que cada año se renueva, igual que su director musical. Más de uno se presenta cada año a las audiciones para seguir aprendiendo. El único límite, a parte de buena voz, es la edad: hay que tener entre 18 y 28 años.

Barrera, que ha dedicado su vida al canto coral, primero en el Cor Madrigal y después en diferentes formaciones como el Coro Nacional de España o Barcelona Ars Nova, tenía que haberles dirigido en marzo pasado en el Auditori pero el concierto fue anulado al coincidir con el primer día del estado de alarma por la pandemia. Este jueves en el Palau podrán por fin interpretar aquel programa que han ampliado y afinado con Barrera estos últimos días. Debutar en el Palau de la Música es algo que les llena de orgullo pero les hacía ilusión contar con amigos y familiares en la platea, algo imposible con nuevas restricciones de movilidad entre municipios. "No es una situación normal pero hay que tirar hacia adelante", asume Barrera.

Noticias relacionadas

Mireia Barrera dirige al Cor Jove Nacional de Catalunya en el Petit Palau.

/ FERRAN SENDRA

Al igual que la Jove Orquestra Nacional de Catalunya actúa en el Auditori, el Cor Jove Nacional espera regularizar sus apariciones en el festival Emergents que organiza el centro musical. "Queda camino por hacer para reconocer que el canto coral es tan artístico, meritorio y bonito como la música de orquesta. ¡Siempre ha sido el hermano pobre!", lamenta la directora, que calcula que un tercio de los integrantes de esta coral se dedicará profesionalmente a la música. "Es un coro con formación vocal y musical. El nivel ha ido subiendo desde la primera edición". Eso fue en 2013. El problema es que en Catalunya hay pocos coros profesionales. Están el del Liceu y el Cor de Cambra del Palau de la Música, a pesar de haber visto reducida su plantilla estable. "Falta reconocimiento para la música coral y la situación socio-económica tampoco acompaña", admite Barrera. Ella ha estado inoperativa desde el confinamiento hasta principios de octubre. "Tuve cero actividad como muchos compañeros. Pero tengo la suerte de ser primera directora invitada en el Coro de la Comunidad de Madrid que al ser profesional desde octubre no ha parado". También ha dirigido misas polifónicas con Barcelona Ars Nova en octubre y diciembre. "Lo normal antes era tener cosas a un año, dos y tres años vista. Ahora ya no pero, dentro de todo, soy afortunada... "