RESTRICCIONES SANITARIAS

Las librerías deberán cerrar el fin de semana por el covid

Las nuevas restricciones anunciadas por la Generalitat no tendrían en cuenta la declaración del libro y la cultura como bien esencial

La librería Jaimes de Barcelona, el pasado 21 de diciembre.

La librería Jaimes de Barcelona, el pasado 21 de diciembre. / ELISENDA PONS

2
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Las librerías deberán cerrar durante el fin de semana, como el resto de los comercios no esenciales, según las nuevas restricciones para frenar el avance del covid-19 anunciadas este lunes por el Govern y según confirman fuentes de la Conselleria de Salut y del Procitat consultadas por este periódico. De la misma manera, las librerías mayores de 400 metros cuadrados también deberán cerrar entre semana a partir del 7 de enero.

Sin embargo, según las mismas fuentes del Procicat, que aunque dicen que en principio las librerías deberán cerrar y estarán afectadas por las restricciones sanitarias, añaden que habrá que esperar a la resolución del Diario Oficial de la Generalitat.

De poco ha servido pues que el pasado septiembre el Consell Executiu de la Generalitat aprobara una declaración en la que se consideraba la cultura como un “bien esencial para el desarrollo integral de la personalidad individual y colectiva”, y que tenía como objetivo proteger al sector ante nuevos confinamientos.

La Conselleria de Cultura, también consultada por EL PERIÓDICO, remite a esperar a la publicación de la resolución oficial. "Ahora mismo las librerías deberían cerrar pero desde la Conselleria se está trabajando y luchando para ver si pueden entrar en el anexo de actividades esenciales. No lo hemos dado por perdido", apuntan fuentes del Departament que dirige Àngels Ponsa, informa Marta Cervera.

Primera reacción del sector del libro

Noticias relacionadas

Patrici Tixis, presidente de la Cambra del Llibre de Catalunya, que agrupa a todo el sector del libro (editores, libreros, impresores y distribuidores), se mantiene a la espera de ver la resolución del DOGC. Sin embargo, opina que si se confirma el cierre de librerías, “sería algo muy incongruente, porque el propio Govern de la Generalitat estaría incumpliendo las normas o acuerdos que él mismo adoptó hace pocos meses y que declaraban que el libro es un bien esencial”, en alusión a la citada declaración del Consell Executiu. “Incluso la Unión Europea equipara el libro a los bienes esenciales de alimentación a nivel de fiscalidad –añade Tixis- y durante la pandemia los lectores han demostrado que el libro ha sido esencial durante el confinamiento”.  

En la misma línea se manifiesta Maria Carme Ferrer, presidenta del Gremi de Llibreters de Catalunya. “Esperamos que no se confirme el cierre porque sería incumplir la propia declaración del Govern diciendo que el libro es un bien esencial. Desde Cultura nos dicen que depende de Salut. Deben ponerse de acuerdo, no puede ser que un Departament diga una cosa y el otro, otra. ¿Somos bien esencial o no lo somos?”, se pregunta Ferrer, que a lo largo de la jornada no ha dejado de recibir llamadas de sus agremiados sorprendidos y desconcertados ante la posibilidad de que la medida sobre los comercios les afecte. “Siempre hemos dicho que la cultura es segura y que las librerías son seguras. ¿Qué diferencia hay entre comprar entre semana y el fin de semana? Es una improvisación total. Creo que no se ha pensado en nosotros ni se ha contado con nosotros”, añade.