Música con mensaje

La historia de América Latina, en diez canciones

  • Esta lista resume a ritmo de rock y otras músicas populares modernas el devenir sociopolítico de la zona desde la década de 1960

Una imagen promocional de Calle 13.

Una imagen promocional de Calle 13.

Se lee en minutos

En 'Rompan todo' se atribuye al rockero mexicano Álex Lora esta frase: "Mientras haya políticos corruptos va a haber rock porque el rock se dedica a tirarle mierda a todos esos políticos corruptos". Y si algo persigue el documental es vincular momentos históricos a canciones. A continuación, una decena a modo de banda sonora del devenir del continente. (No, no todas suenan en la serie).

'Demolición', de Los Saicos (1964)

"Echemos abajo la estación de tren: demoler, demoler, demoler, demoler", cantaba este cuarteto peruano. Su sonido garajero y cavernícola marca un punto y aparte en el rock latinoamericano, que hasta entonces era calco y diversión. Aquí ya hay algo más: una voluntad de utilizar el rock como detonador social. Aún hoy es uno de los grupos de rock primitivo más reivindicados y reeditados.

‘We got power’, de Peace & Love (1971)


Este octeto de Tijuana cuyos frondosos desarrollos de rock psicodélico incorporaban congas, vientos y groove latino grabó un alegato libertario in english que contenía un explícito coro en español: “Tenemos el poder”. Cuando lo gritaron en el festival de Avándaro ante cien mil personas, el gobierno mexicano vio peligrar su estabilidad e inició una campaña de criminalización del rock.

‘Abuso de autoridad’, de El Tri (1976)

De aquella época de represión habla precisamente este rocanrol de El Tri, nombre con el que se conocía popularmente al combo Three Souls In My Mind. “Vivir en Mexico es lo peor / Nuestro gobierno esta muy mal / Y nadie puede protestar / Porque lo llevan a encerrar”, cantaba el incombustible Alex Lora. 

‘Nos siguen pegando abajo’, de Charly García (1983)


La represión de la dictadura argentina daría para un cancionero entero. ‘Pensé que se trataba de cieguitos’ de Los Twist, ‘Represión’ de Los Violadores… Con sintetizador y caja de ritmos, García se sumó sin rodeos: “El se desmayó delante de mí / No fueron las pastillas fueron los hombres de gris / Miren lo están golpeando todo el tiempo”. Miguel Ríos la versionó en su disco ‘La encrucijada’.

‘Estoy tocando fondo’, de Viudas e Hijas de Roque Enroll (1984)

Cuando en 2018 el presidente Macri solicitó un préstamo de 50 mil millones de dólares al FMI, miles de argentinos recordaron este saltarín twist del desamor digno de Aerolíneas Federales. Fue el pasaporte a la fama del grupo bonaerense. Solo ellas podían cantar “Me dí cuenta que por vos estoy tocando fondo” con una sonrisa... y acto seguido concretar: “Fondo Monetario Internacional”.

‘El baile de los que sobran’, de Los Prisioneros (1986)

En las manifestaciones chilenas de 2019 causadas por el aumento del precio del transporte se corearon los versos de este himno contra la desigualdad social que trascendió la dictadura pinochetista. Una llamada a la unidad entre los descastados, los que nunca recibieron ayudas. “Únanse al baile de los que sobran / Nadie nos va a echar de más / Nadie nos quiso ayudar de verdad”, dice.

‘Que país é este?’, de Legiâo Urbana (1987)

Este cuarteto de post-punk brasileño, coetáneo de Soda Stereo y devoto de los Cure, resumió aquí la deriva moral de un país obsesionado con enriquecerse a cualquier precio; incluso “vendiendo las almas de los indígenas”. Fue la segunda canción más radiada del año en Brasil solo tras ‘Living on a prayer’ de Bon Jovi y aún es considerada una de las canciones protesta más incisivas del país.

‘La gomela’, de Aterciopelados (1994)

Cuando el término feminicidio no era de uso común y la guerra contra el narcotráfico vivía sus días más sangrientos, el dúo colombiano debutaba con un trallazo punk sobre el asesinato de una joven. “Hallaron su cuerpo desnudo en las afueras / 40 puñaladas, torturada”, describían sin concretar la autoría y acentuando así el clima de terror de la época: “¿Fueron violadores? No, no, no”.

‘Se viene’, de Bersuit Vergarabat (1998)


Tres años antes de que Argentina viviese el último gran estallido social debido al corralito, el grupo bonaerense se marcó este estribillo: “Se viene el estallido / De mi guitarra / De tu gobierno, también”. Inicialmente era una crítica a la corrupción del gobierno de Menem, pero acabó resultando una profecía. “Si esto no es una dictadura / ¿Qué es?”, han coreado sus fans por todo el continente.

Te puede interesar

‘Latinoamérica’, de Calle 13 (2011)


En castellano y portugués, con guiños al Caribe y los Andes, con Susana Baca (de Perú) y Totó la Momposina (de Colombia), denunciando la Operación Cóndor y la imparable extracción de recursos naturales. Se podría decir que, en cinco minutos, el dúo boricua retrata mejor América Latina que las seis horas de ‘Rompan todo’. Y que también aquí Santaolalla toca varios instrumentos.