Balance de la 29ª edición

El Temporada Alta reforzará su oferta de teatro para disfrutar en casa tras vender 8.756 entradas en 'A distancia'

  • El festival cierra su edición más compleja e innovadora con 70.000 visualizaciones en su plataforma y 14.000 espectadores presenciales
  • "Nos nos esperábamos el éxito de los nuevos formatos. Hay que seguir explorando porque da trabajo a la gente", ha afirmado Salvador Sunyer, director de la muestra
Imagen promocional de ’Bouvetøya’, la obra que inauguró el festival Temporada Alta 2020.

Imagen promocional de ’Bouvetøya’, la obra que inauguró el festival Temporada Alta 2020. / TEMPORADA ALTA

Se lee en minutos

El covid-19 ha complicado el festival Temporada Alta pero este ha sabido sacar partido de la situación para experimentar nuevos formatos durante la pandemia. Su plataforma digital 'A distancia' ha registrado 70.286 visualizaciones, con 8.756 personas entradas vendidas para ver espectáculos fuera del teatro frente a las 13.991 que han acudido presencialmente a los teatros, abiertos al 50% de su capacidad. Gracias a la plataforma 10 propuestas que no se pudieron ver presencialmente llegaron al público. Solo cuatro espectáculos de los espectáculos previsto no han podido verse en esta edición ('Fairfly', 'La lluna en ot', 'Il Terzo Recih' y 'La consagración de la primavera' de Israel Galván) y otros tres ('Llibràlegs', 'Testimoni de guerra' y 'Els gossos') se reprogramado para la próxima edición.

La recaudación del digital ha supuesto unos 16.000 euros aproximadamente. "Nos han seguido personas de más de 13 comunidades en más de 20 comunidades autónomas y 20 países. El 75% del público de 'A distancia' era de fuera de las comarcas de Girona. Lo más seguido por los espectadores que no acudieron a las salas para ver teatro ha sido el estreno del montaje inaugural 'Bouvetøya', el Torneig de dramatúrgia, las creaciones vía Zoom que permitían hablar con los intérpretes al final de la función, también una destacada selección de montajes históricos y la original propuesta de CaboSanRoque. Su audioguía para disfrutar en un supermercado a través de auriculares conectados al teléfono móvil ha sido una revelación que ya han contratado festivales en Madrid, Gijón, Buenos Aires y Montevideo. "Nos nos esperábamos el éxito de los nuevos formatos. Hay que seguir explorando porque da trabajo a la gente. Es una manera más sencilla de hacer llegar la creatividad del teatro sin necesidad de viajar, algo que se está imponiendo en Europa", ha añadido Sunyer.

De los 111 espectáculos que se han realizado 56 han sido presenciales y 55 se han visto gracias a la plataforma 'A distancia'. Doce de ellos se han podido seguir de ambas formas.

Tanto en 'A distancia' como en sala, el perfil del espectador mayoritario es similar: la mujer de 43 años, representa el 70% del público presencial y la de 42, el 70% de quienes han seguido el festival desde casa.

Te puede interesar

La edición más extraña de todas las realizadas hasta la fecha ha obligado a invertir más en personal en los teatros y en el departamento de ticketing. Los primeros para hacer cumplir con todas las medidas de seguridad. Los segundos, para ayudar al público ante la necesaria adecuación de los horarios y días de las funciones a los cambios marcados por el Procicat.

Pese al déficit económico generado, la ayuda de las instituciones ha servido para paliar los problemas. "Cerramos de manera provisional equilibrio presupuestario. Las instituciones han sido clave para ayudar a las compañías porque era un momento difícil y tocaba", ha resumido Sunyer. El proyecto social educativo A tempo se ha desarrollado con normalidad y ha llegado a 4.000 alumnos. También se han estrenado todas las coproducciones previstas. Entre ellas Sunyer ha destacado el éxito de 'Història d'un senglar', espectáculo de Gabriel Calderón protagonizado por Joan Carreras que hará temporada en el Teatre Lliure, irá a Madrid y hará gira por España.