Malos tiempos para la lírica

El Liceu baja el telón hasta nuevo aviso y señala al Procicat

El coliseo suspende la actividad tras la negativa del Govern a ampliar el tope de 500 personas por función y cancela 'La Traviata'

  • El coliseo suspende la actividad tras la negativa del Govern a ampliar el tope de 500 personas por función y cancela 'La Traviata'
Dos trabajadores decoran el cartel de ’La Traviata’ en la entrada principal del Gran Teatre del Liceu esta semana.

Dos trabajadores decoran el cartel de ’La Traviata’ en la entrada principal del Gran Teatre del Liceu esta semana. / Efe / Quique Garcia

Se lee en minutos

Tal y como anunciaron, los responsables del Liceu han decidido anular toda actividad con público en el coliseo mientras se mantenga la negativa del Procicat a ampliar el aforo del teatro al 50%, es decir 1.144 espectadores en lugar de los 500 que ha puesto de tope el Procicat. De nada han servido los esfuerzos realizados desde la Conselleria de Cultura para introducir cambios en la actual normativa que afecta también a otros grandes equipamientos de Catalunya. El lunes se cancelaron las funciones de 'La Traviata' de Verdi previstas para el martes y el miércoles. Ahora además queda anulada la función de 'La Traviata' de mañana jueves y todas las siguientes "hasta que el Procicat revise la normativa", ha señalado el coliseo a través de un comunicado. El Liceu devolverá el importe de las entradas adquiridas fuera de abono en las próximas 72 horas.

La actual situación también ha provocado un cambio de fechas del concierto 'Winterrrise' programado en el Liceu del 12 al 14 de enero con la intervención artística de la artista visual Chicharu Shiota, que se traslada del 8 al 10 de junio.

Sí se mantienen en cambio las funciones del espectáculo familiar 'La petita flauta màgica', basado en la ópera de Mozart .

Déficit a la vista

Trescientas personas habían trabajado en este montaje de 'La traviata' de David McVicar, con cuatro destacadas sopranos en el rol de Violetta, estrenado con éxito el pasado viernes, representada también el sábado y el pasado lunes, en una función para jóvenes.

La ópera siempre es deficitaria. El teatro nunca puede recuperar todo el coste de un espectáculo solo con la venta de entradas pero la taquilla equilibra las cuentas del Gran Teatre. Valentí Oviedo, director general del Liceu, y Salvador Alemany, presidente de la Fundació del Gran Teatre del Liceu, confiaban en que el informe técnico sobre la seguridad del teatro y los nuevos equipos de ventilación podrían ayudar a cambiar ese tope de 500 personas establecido para la fase 1 de la desescalada, prorrogada hasta el próximo día 21. Así lo esperaban tras la reunión de urgencia del Consell Executiu del teatro el pasado sábado, donde dejaron claro que era inviable económicamente seguir ofreciendo ópera para 500 espectadores.

Noticias relacionadas

El Gremi de Floristes de Catalunya decoró el lunes la fachada del Gran Teatre con motivos navideños como muestra de apoyo a la cultura y a la música en la crisis actual. Por fuera todo luce, solo falta que el corazón del teatro que late en su escenario y foso vuelva a palpitar.

La orquesta y el coro de la casa siguen ensayando y trabajando a la espera de poder volver a conectar con el público cuanto antes. Asimismno el lujoso reparto de 'La traviata' sigue en Barcelona. Tras la ópera de Verdi el próximo título previsto es 'Los cuentos de Hoffmann', de Offenbach, cuyo estreno está programado para el 18 de enero. Este miércoles han comenzado los ensayos con el director musical Ricardo Frizza.