CASA REAL EN IMÁGENES

El proyecto frustrado de una ficción sobre el rey Juan Carlos

El productor Enrique López Lavigne López evoca una coproducción fallida con Francia y explica cómo debería ser una película o serie sobre la monarquía

Pintura del artista TvBoy sobre Juan Carlos en Barcelona

Pintura del artista TvBoy sobre Juan Carlos en Barcelona / JOAN MATEU PARRA

Se lee en minutos

Hace un par de años, el productor madrileño Enrique López Lavigne recibió una propuesta que su afinado olfato no podía rechazar: una ficción sobre la figura de Juan Carlos y sus 40 años de reinado. Era un proyecto ambicioso, una coproducción con talento y capital franceses que, pese a su atractivo, quedó en nada. «Era muy interesante, porque se atrevía a hacerlo alguien de fuera. Pero la cosa se complicó cuando nos dirigieron a supuestos intermediarios de Zarzuela para hablar de los derechos», relata Lavigne con resignación.

El productor de 'Lo imposible', 'Verónica' o la serie 'Vergüenza' se declara «adicto» a 'The crown', a la que considera «un monumento de buen gusto e inteligencia». Para Lavigne, las razones del éxito de la serie radica en «poder entrar en la vida de los monarcas, saber que sufren por sus hijos, por las infidelidades y sus divorcios, humanizar lo sagrado, lo inalterable, lo intocable. Ese es el secreto: ver a la reina en camisón dormir sola en su camita. Esa pompa y circunstancia es perfectamente trasladable a la Zarzuela. Creo que incluso sería más extremo».

Excelencia absoluta

Te puede interesar

Pero, caray, eso no resulta fácil. «Los 40 años de reinado de Juan Carlos merecen una ficción de altura, pero 'The crown' tiene un presupuesto de 130 millones de dólares por temporada y, amigo, dudo de que una serie en castellano pueda disponer ni siquiera de un presupuesto 20 menos menor, que sería lo adecuado para encarar un proyecto de esta envergadura». Para Lavigne, el producto, de existir, debería basarse en la más absoluta de las excelencias: «Calidad e independencia, sin injerencias, por encima de todo. Ninguna plataforma se atreve a distribuir algo en el mercado internacional que no esté a la altura». Y, por supuesto, en disponer de un cineasta o impulsor del proyecto «que sepa de qué habla, como Peter Morgan, que ya había hecho la mili con su guion para 'The Queen', de Stephen Frears».