24 nov 2020

Ir a contenido

HOTEL CADOGAN (31)

Territorio Lovecraft

Nórdica publica 'El color que cayó del espacio', una joya del horror cósmico con ilustraciones de Albert Asensio

Olga Merino

El escritor H. P. Lovecraft. 

El escritor H. P. Lovecraft. 

Los sótanos del Cadogan andan enfrascados en los preparativos para la cena de Acción de Gracias, el jueves 26 de noviembre, con el fin de agasajar al invitado de esta quincena, el honorable Howard Phillips Lovecraft. Nuestra chef, la señora Patmore, acata órdenes superiores a regañadientes y consulta recetarios con prevención —el pavo, la salsa de arándonos rojos, el pastel de calabaza—, pues no acaba de comprender las costumbres de sus primos, los puritanos de Nueva Inglaterra, ni congenia con el nuevo huésped, quien, con el mentón alzado, presume ante el servicio de ser descendiente de los colonos que desembarcaron del mismísimo 'Mayflower'. Si por ella fuera, de las cocinas saldría un pulpo a la gallega, con sus ocho tentáculos bien espolvoreados de pimentón picante, como antídoto contra la entidad primigenia Cthulhu, que aguarda el alineamiento de las estrellas para resurgir desde su morada submarina.

Aunque su nombre levante alguna ceja, tal vez por su estilo ampuloso o más aún por sus convicciones racistas, nombres como Borges, Stephen King y Michael Houellebecq han rendido pleitesía a H.P. Lovecraft, demiurgo de un universo inmortal y maestro en la recreación de atmósferas inquietantes. El genio de Providence bebió de Edgar Allan Poe y de Lord Dunsany hasta el último trago para transformar el género: como el cuento de miedo ya no podía seguir viviendo de rentas góticas —el cementerio, la mansión embrujada, las sombras oníricas—, Lovecraft alzó la vista hacia el firmamento y, en un viraje hacia la ciencia–ficción moderna, inventó el horror cósmico. Flotando en la vastedad de las galaxias, escribió, el hombre vive «en una plácida isla de ignorancia en medio de mares negros e infinitos».

Ilustración para 'El color que cayó del espacio' de Lovecraft de Albert Asensio.

Estamos de enhorabuena, pues, porque Nórdica acaba de publicar una de sus mejores obras, 'El color que cayó del espacio', con magníficas ilustraciones de Albert Asensio. Una historia ambientada en el territorio mítico de Arkham, donde un misterio cromático, imposible de definir, vuelve locos a los caballos y hace que la fruta madure hedionda. El cineasta Richard Stanley hizo una versión fílmica en 2019, con Nicholas Cage a la cabeza del reparto, iniciativa que tuvo su mérito: Lovecraft narra más que describe, convencido de que el peor enemigo del miedo es entrar en detalles.