presentación en madrid

Flotats interpretará 'El enfermo imaginario' con mascarilla

El actor ha denunciado que se siente "desprotegido" ya que la suya es la única profesión que "necesita desprenderse" de las medidas de protección

Josep Maria Flotats, en la platea del Teatre Borràs, en junio del 2017.

Josep Maria Flotats, en la platea del Teatre Borràs, en junio del 2017. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

El Periódico

El actor y director teatral Josep María Flotats ha denunciado que tras el covid-19 los actores son la única profesión que "necesita desprenderse" de medidas de protección para realizar su trabajo, una razón por la que se siente "desprotegido" en el escenario al considerarse persona de riesgo.

Flotats ha presentado en el Teatro de la Comedia de Madrid, 'El enfermo imaginario', la función en la que dirige a un elenco de 11 actores y a él mismo.  Durante la rueda de prensa, el actor y director de la obra, ha reseñado que los actores son la "única" profesión que necesita desprenderse de las medidas de protección contra la covid. "Todas las demás profesiones se protegen", y ha señalado que frente a la norma que no permite reuniones de más de seis personas en un espacio cerrado, "nosotros somos 12 en el escenario", por lo que al considerarse una persona de riesgo, tanto él como el resto de actores interpretarán sus personajes con mascarilla, una decisión que ha consensuado con el teatro.  El actor solicitó a Lluís Homar, director del Teatro de la Comedia, que se realizaran pruebas diarias de detección del virus a los actores, "pero no estaba previsto", pues en la mesa sectorial del sector, como ha aclarado Homar, se acordó realizar pruebas al comenzar los ensayos, al inicio de la representación y una tercera al salir de gira.

Flotats advierte de que no quiere "provocar malentendidos, pero sí quiero denunciar, cómo es posible que se tomen todas las medidas que se toman en todas los oficios", y se pregunta por qué el Ministerio de Cultura y el de Sanidad no han llegado a un acuerdo para "proteger a los artistas". "Quiero hacer este espectáculo, lo llevo preparando un año -ha continuado diciendo-, pero no quiero poner en riesgo mi vida. Quiero hacer alguna obra más", ha ironizado el actor catalán de 81 años, quien ha resaltado que no pretende ir contra nadie, "ni contra el teatro ni contra las normas establecidas". 

Por su parte, Homar ha confirmado que no están siendo unos días "fáciles", momentos en los que ha contado con el respaldo de, Amaya de Miguel, directora general de Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (INAEM), organismo al que pertenece el teatro. Aunque considera que los argumentos de Flotats "deben de ser tenidos en cuenta", Homar ha resaltado que como se ha demostrado hasta ahora y teniendo en cuenta todos los protocolos "la cultura es un espacio seguro tanto para interpretes como para el público".  También ha explicado que en la mesa sectorial se acordaron distintas premisas buscando un "equilibrio de intereses", que quizá ahora, teniendo en cuenta los nuevos métodos de detección, deberían revisarse.

Un homenaje al "patrón"

Previamente a dar a conocer esta novedad escénica, Josep María Flotats ha hablado sobre 'El enfermo imaginario', la última comedia escrita por Molière, en la que el dramaturgo, interpretando el papel de Argán, falleció en plena representación, de ahí algunas de las supersticiones que se ciernen sobre el escenario y el color del vestuario que lucía. "Mi particular homenaje al "patrón", pues dentro de dos años se cumple el 400 aniversario de su nacimiento", ha explicado Flotats que como miembro de la Sociétaire de la Comédie-Française, siguiendo la costumbre llama cariñosamente "patrón" a Molière.

Una función que se representará del 18 de noviembre al 27 de diciembre, en la que también participan Anabel Alonso, Lola Baldrich, Belinda Benedetti, Bruno Ciorda, Francisco Dávila, Josep Maria Flotats, Belén Landaluce, Ana López, Laura López, entre otros. Flotats ha resaltado la traducción de Mauro Armiño que les ha permitido expresar con un "lenguaje muy fluido" una comedia sobre el poder de los médicos, la obsesión de una época, "también como en la nuestra" en la que todo se pretende curar con pastillas, "con recomendación o sin ella. Es una bofetada a lo social a los malos médicos a las relaciones sociales". 

En el teatro de Molière "hay que buscar lo absurdo, no es comedia de costumbres, es un teatro de denuncia a través de la comedia del arte", ha indicado Flotats, que ve en Argán, el protagonista, a Molière, "un inmaduro que ante el pánico de la muerte se deja convencer a la primera, egoísta". La función cuenta con un decorado "sublime", con una reproducción del vestuario, los muebles, las vajillas a partir de los grabados del siglo XVII, "un libro en tres dimensiones", dice el actor que considera a Molière como un talismán. "Me da suerte", ha comentado el actor y director al recordar que fue su interpretación de monólogo de Arpagón de "El Avaro", lo que le permitió la entrada en Escuela Nacional y Superior de Arte Dramático de Estrasburgo (Francia). 

Homar ha resaltado al referirse a Flotats que "tenemos la oportunidad de asistir a un espectáculo magistral, con un fenómeno de dirige e interpreta el espectáculo. Nadie es capaz de esa proeza y con esos increíbles resultados". Una objetivo que tanto Homar como Flotats concentran en una frase de Molière: "El deber de la comedia es corregir a los hombres distrayéndoles". 

Los actores piden pruebas PCR periódicas

Te puede interesar

Por otra parte, la Unión de Actores y Actrices, tras las quejas de Flotats, han reclamado al Ministerio de Cultura y Deporte y al INAEM la "constante" realización de pruebas PCR y que se haga obligatorio su uso para "garantizar la protección de los intérpretes" en sus producciones. "Los actores son los trabajadores de la cultura más expuestos en sus lugares de trabajo por la propia naturaleza laboral de los intérpretes. No obstante, el Ministerio de Cultura no obliga a las producciones a realizar los test oportunos para protegerlos del COVID-19 quedando desvalidos durante el desempeño de su trabajo", ha lamentado.

Además, de esta petición, la Unión de Actores y Actrices ha anunciado que se reunirá con el resto del sector para trasladar esta urgencia a la Comisión Mixta Paritaria del Convenio Colectivo de Teatro de Madrid. "El sindicato estatal de intérpretes reivindica que, la misma protección que tiene el público en sus butacas, se traslade entre bambalinas. Una cultura que es cien por cien segura para el público también debe serlo para sus trabajadores y trabajadoras sin los cuales no existirían tales actos culturales", han concluido desde la asociación.