PATRIMIO DE LA HUMANIDAD

Aprobado un polémico túnel junto a los restos arqueológicos de Stonehenge

El proyecto ha despertado las críticas de arqueólogos y organizaciones no gubernamentales ante los irreparables daños a las zonas prehistóricas que puede conllevar la excavación

Conjunto arqueológico de Stonehenge.

Conjunto arqueológico de Stonehenge. / EFE / EPA / NEIL HALL

Se lee en minutos

El gobierno británico aprobó un polémico proyecto consistente en construir un túnel de carretera para aliviar la congestión del tráfico cerca de los famosos restos arqueológicos de Stonehenge, a pesar de la fuerte oposición de científicos y druidas. Situado a unos 140 km al este de Londres, este lugar clasificado como Patrimonio Mundial por la UNESCO consiste en varios conjuntos concéntricos de enormes piedras, algunos de 5.000 años de antigüedad, y atrae cada año a 1,6 millones de visitantes.

El ministro de Transportes, Grant Shapps, aprobó el jueves el proyecto, estimado en 1.700 millones de libras (2.240 millones de dólares, 1.900 millones de euros) para perforar un túnel que reemplace la actual carretera que pasa a menos de 165 metros de los restos megalíticos y permite que los conductores los vean.

Es una "decisión escandalosa y vergonzosa", afirmó Tom Holland, de la Alianza Stonehenge, que incluye a arqueólogos y organizaciones no gubernamentales, denunciando esta "una gran incisión de hormigón y alquitrán en medio del más preciado de los paisajes prehistóricos del Reino Unido". Los detractores del proyecto denuncian que, aunque el túnel no pasaría directamente bajo las piedras, sus entradas se construirán dentro del sitio arqueológico y la excavación podría dañar las zonas prehistóricas. La carretera existente se considera demasiado estrecha para el nivel actual de tráfico y según la empresa gubernamental de autopistas Highways England circular por ella es una pesadilla diaria para muchos automovilistas. El túnel, que tendrá unos 3,3 km de largo, estará en su punto más cercano a 200 metros de Stonehenge, asegura Highways England.

Te puede interesar

También los druidas organizaron protestas contra el proyecto, que pasaría por lo que ellos consideran un lugar sagrado. Pero la organización que gestiona Stonehenge, English Heritage, acogió con satisfacción la decisión, asegurando que el túnel le permitirá "volver a conectarse finalmente con el paisaje prehistórico en el que se encuentra". 

Temas

Patrimonio