SUPUESTO PLAGIO

Loperena se querella contra Rahola por la novela 'L'espia del Ritz'

El escritor y abogado acusa a la periodista de un delito contra la propiedad intelectual por la ficción sobre el personaje real del violinista Bernard Hilda

La periodista y tertuliana, a su vez, ha presentado una querella contra el jurista por presuntas injurias y calumnias

Rahola, en un acto del Rotary Club en Argentina, el año pasado.

Rahola, en un acto del Rotary Club en Argentina, el año pasado. / EFE / AITOR PEREIRA

Se lee en minutos

El Periódico

El escritor y abogado Josep Maria Loperena ha presentado una querella criminal por un delito contra la propiedad intelectual contra Columna, editorial del grupo Planeta que publica en catalán la novela 'L'espia del Ritz', contra su autora, Pilar Rahola, y contra el periodista Jordi Finestres, responsable del reportaje sobre Bernard Hilda que la revista 'Sàpiens' publicó en el 2003, según informa ACN.  La periodista y tertuliana, por su parte, ha presentado una querella contra Loperena por presuntas injurias y calumnias.

Loperena acusa a Rahola de haberse apropiado de "su" Bernard Hilda, un violinista real que trabajó en el Hotel Ritz de Barcelona en los años 40 incluido en su obra 'L'espia del violí (Efadós), que él ficcionó como espía aunque asegura que "nunca" lo fue. Por contra, Rahola defiende que el protagonista de la novela se inspira en las informaciones publicadas sobre el personaje real. 

Loperena reclama una indemnización en función de los ingresos obtenidos por la edición y venta de la novela L'espia del Ritz' y que no cuantifica. El debate de fondo radica en el papel que tuvo el personaje real de Hilda. Para Loperena, todo lo que se incluye en su novela es riguroso, a excepción del hecho de que Hilda fuera un espía del MI6, que fue una "invención literaria" propia. 

Por contra, Rahola defiende que Hilda era espía, aunque "nunca estuvo en Barcelona para realizar ninguna misión ni trabajó para el MI6". Según el texto que el abogado ha remitido al juez, lo único cierto de la historia es que Hilda era un judío perseguido en Francia por los nazis durante la ocupación y que huyó a Barcelona con la ayuda de algunos miembros de la resistencia francesa. "Lo que hizo sospechar al querellante de la existencia de un posible plagio parcial de su idea y de parte del argumento de su novela fue el hecho de que Rahola, en L'espia del Ritz', afirmase que Hilda era un espía, un hecho históricamente falso, ya que esta actividad que atribuye a Bernard Hilda, el 'crooner', vocalista y director de orquesta de La Parrilla del Ritz fue fruto, exclusivamente, de la invención del querellante", asegura. 

Loperena dice que Hilda solo "escuchaba frases o, incluso, conversaciones a oficiales nazis y lo pasaba a los aliados, "lo que no lo convierte en un espía profesional integrado en un servicio de información". Por contra, Rahola manifiesta que todo el material incluido en la obra publicada por Columna se inspira en el reportaje de 'Sàpiens' de Finestres e incluye referencias como un artículo de Joan de Sagarra en 'El País' y la entrevista que Víctor Amela hizo al violinista en el 2003.

De secundario a protagonista

En la novela de Rahola, Hilda es el protagonista, mientras que en la de Loperena es un personaje secundario. Sobre la periodista y Finestres, Loperena ha comentado que ha escrito diferentes ensayos publicados por Proa y Columna y que, como colaborador de Edicions 62, tiene acceso a la casa editorial y "muchos de sus altos cargos son amigos suyos". Por tanto, a su entender, habría tenido acceso a los originales que Loperena envió a la editorial en el 2008. En la querella, Loperena asegura que el artículo de Finestres es una crónica "muy documentada" sobre el músico, pero que los capítulos 'Fugint del terror' y 'Parrilla de la llibertat' son una "copia literal de los textos del querellante" que tenía la editorial y que Rahola "reproduce en su novela". 

"Finestres ni le pregunta, ni Hilda responde sobre su actuación como el espía que nunca fue", añade en el escrito. "No se trata de un plagio de su novela ya que los argumentos son diferentes, a pesar de que son una prestación y transformación de una obra artística", según Loperena. 

Registrada desde el 2008

Loperena tenía que publicar justo antes de la pandemia su última novela, 'L'espia del violí', que formaba parte de un encargo de Columna de tres novelas históricas sobre la Barcelona de posguerra, de las cuales la editorial, finalmente, solo publicó dos: 'La casa del fanalet vermell' y 'Ulls de falcó'. La tercera, 'L'espia del violí' (que él, inicialmente, tituló 'La ciutat màgica'), no llegó a ver la luz porque Columna acababa de incorporarse a Planeta, que decidió no editarla. Con todo, la inscribió en el Registro de la Propiedad el 20 de mayo del 2008. Una década después, la editorial Efadós decidió publicarla. Ahora para acreditar todo lo recogido anteriormente, aporta los originales de la edición. 

Respuesta de los querellados

Te puede interesar

Horas después de anunciarse la querella de Loperena, Rahola, Finestres y la editorial Columna la han calificado de "delirio argumental" en un comunicado que los abogados defensores del bufete Vosseler han remitido a los medios. En este, opinan que el escritor ha iniciado una campaña "indigna y espúrea" con la única finalidad de "promocionarse" a nivel personal y a su novela, y recuerdan que desde el mes de junio tienen una querella interpuesta contra Loperena por "graves calumnias" a la que próximamente añadirán otra demanda por daños.

 

Temas

Libros