Un cortometraje se acerca a Isabel Coixet y su nueva película, 'Nieva en Benidorm'

El filme 'No te va a querer todo el mundo', dirigido por Jennifer Cox, se estrena este sábado en la galería RocioSantaCruz de Barcelona, dentro del festival LOOP

Isabel Coixet, en el rodaje de ’Nieva en Benidorm’

Isabel Coixet, en el rodaje de ’Nieva en Benidorm’ / INSTAGRAM

Se lee en minutos

La nueva película de Isabel Coixet, 'Nieva en Benidorm', debía llegar a los cines el próximo viernes 13, pero el cierre cultural decretado en Catalunya como medida sanitaria por la pandemia ha obligado al aplazamiento de su estreno. En cualquier caso, y porque el espectáculo debe continuar, la galería RocioSantaCruz de Barcelona presenta este sábado una pieza inédita sobre el rodaje de 'Nieva en Benidorm' y la figura de Coixet. Se trata de 'No te va a querer todo el mundo', cortometraje a medio camino entre el documental y el retrato en el que Jennifer Cox se acerca a la obra de la directora barcelonesa «con una mirada honesta y precisa», según destaca la galería.

Noticias relacionadas

La inauguración tendrá lugar hoy en la RocioSantaCruz a las 17.30 horas, dentro del festival LOOP de videoarte. El encuentro se dividirá en sesiones cada media hora, con un aforo limitado de 20 personas. En el estreno de este sábado, para el que se puede reservar plaza en el correo info@rociosantacruz.com, la presentación del corto correrá a cargo de la propia Coixet.

En 'No te va a querer todo el mundo', Coixet y Cox tejen «un diálogo en torno a la angustia, la creación y el paso del tiempo». La pandemia ha cambiado por completo la forma en la que nos relacionamos con el tiempo, y de pronto le prestamos atención a cosas que antes nos permitíamos obviar: la edad, la compañía, la pérdida. Cox construye un espacio, un enclave visual, en el que nos muestra a Coixet «frente a la niebla», literalmente (el rodaje tuvo que parar dos días debido a una niebla imprevista). Y, así, nos habla de una «niebla distinta, metafórica, mucho más compleja: la angustia, el no saber, perderte y tropezarte». Pero también nos muestra, destaca la galería, «a una Coixet que no se rinde ante el vacío».