Lecturas recomendadas

10 novelas y relatos sobre casas encantadas para complementar la lectura de 'La maldición de Hill House'

'Casa de Hojas', 'La maldición de Hill House' y 'El Fantasma y la señora Muir', reediciones en nuestras librerías

’El resplandor’, la película de Kubrick que no gustó a Stephen King. 

’El resplandor’, la película de Kubrick que no gustó a Stephen King. 

Se lee en minutos

Cimientos que chirrían, maderas que crujen, pasillos lóbregos interminables, espejos en los que no te reflejas… Los síntomas de una casa embrujada forman un catálogo siniestro que todos conocemos. En tiempos de confinamiento y habiendo convertido una novela de mansión encantada como ‘La maldición de Hill House’ de Shirley Jackson como inicio de nuestra iniciativa de lectura participativa, aprovechamos para recordar 10 ejemplos más de historias en el que el tema de la vivienda da muchos más problemas que pagar la hipoteca a fin de mes.   ¿Los has leído?¿Cuál es tu preferido? Déjanos tu comentario al final de la noticia. 

1. EL CASTILLO DE OTRANTO

Horace Walpole (1764)

Antes de que los fantasmas se instalasen más cómodamente en mansiones deterioradas, el  británico Walpole inventó prácticamente el género gótico con esta novela hoy casi ilegible por anticuada  y por sus  altas dosis de cartón piedra. Tiene, sin embargo, un inicio de los que no se olvidan:  el enorme yelmo fantasmagórico que aplasta al novio deseoso de casarse con la heroína contra su voluntad en la plaza de armas del castillo.

2. LA CAÏDA DE LA CASA USHER

Edgard Allan Poe. (1839)

Es el relato por excelencia de las casas fantasmales. Poe es el primero en convertir una mansión que hiela la sangre con tan solo mirarla en un personaje más a golpe de barroquismo literario.  También la convierte en un reflejo maravillosamente visual del carácter morboso de sus habitantes: el sadismo, las relaciones incestuosas, la necrofilia… El final que anuncia el título, es de antología.

3. EL FANTASMA DE CANTERVILLE

Oscar Wilde (1887)

Este es un fantasma tierno, que no da miedo, pero le sirve al Oscar Wilde más para hablar de las costumbres más rancias británicas opuestas a las más pragmáticas y modernas de los norteamericanos.  El argumento, es sabido, lleva a una familia estadounidense a vivir en un castillo inglés y eso sirve para alimentar la idea de que el progreso puede matar la imaginación.

4. EL HOTEL ENCANTADO

Wilkie Collins (1888)

 Amigo íntimo e incluso colaborador de Charles Dickens, Wilkie Collins fue, entre otras cosas, un especialista en historias fantásticas. Aquí utiliza un viejo edificio veneciano como un espacio maligno de pasadizos y pesadillas por donde se pasean los consternados personajes. Atentos porque el desenlace es de infarto.

5. OTRA VUELTA DE TUERCA

Henry James (1898)

La cumbre de la sofisticación literaria en materia de fantasmas. Jamás estaremos seguros de que se nos está contando. ¿Esa institutriz que cuida a los niños es víctima del más allá o de sus propios delirios? La recién estrenada serie ‘La maldición de Bly Manor’ utiliza ese material con tan escasa fidelidad que hace añorar ‘¡Suspense!', la película de Jack Clayton que comprendió a la perfección el juego literario de James.

Gene Tierney y Rex Harrison, en 'El fantasma y la señora Muir'

6. EL FANTASMA Y LA SEÑORA MUIR

 R. A. Dick  (1945)

Bajo el seudónimo de R. A. Dick se ocultaba la británica Josephine Aimée Campbell  que en 1945 obtuvo un gran éxito con esta novela protagonizada por una viuda de guerra que acaba enamorándose del fantasma del antiguo propietario de una pintoresca casita junto a la costa. Escrita en tono de comedia, encierra un tema tan serio como el amor más allá de la muerte. Fue película dirigida por Joseph Mankiewicz y la favorita de Javier Marías que escribió un texto memorable sobre ella. Impedimenta acaba de recuperar la novela.

7. CASA TOMADA

Julio Cortázar (1947)

Un cuento difícil de olvidar. Más por lo que oculta que por lo que muestra. ¿Quiénes son exactamente esos seres que van ocupando una a una las habitaciones de una casa, sin que los inquilinos se muestren particularmente asustados o inquietos por ese hecho extraordinario?  El que sí esta aterrorizado es el lector en tan solo unas pocas páginas. 

Pamela Franklin en  'La leyenda de la mansión del infierno'.

8. LA CASA INFERNAL

Richard Matheson (1971)

Richard Matheson, maestro de la ciencia ficción, escribió en los 70 esta novela que recuerda poderosamente el planteamiento de ‘La maldición de Hill House’, aunque no haya en ella la sutileza habitual de Shirley Jackson y sí mucha más violencia y explícita sexualidad. Fue convertida en película bajo el título de ‘La leyenda de la mansión del infierno’. 

9. EL RESPLANDOR

Stephen King (1977)

Aunque el brillo de la novela ha sido bastante opacada por la película, esta es una de las novelsa mayores del escritor de Maine, que no se sintió particularmente bien interpretado en la versión de Stanley Kubrick. Nunca un edificio encantado, el señorial y un punto decadente hotel Overlook, que vampiriza a aquellos que lo habitan, dio más miedo.

10. LA CASA DE HOJAS

Mark. Z. Danielewski (2000)

Te puede interesar

Un  prestigioso fotógrafo de guerra con complejo de culpa descubre que la nueva casa que acaba de adquirir es en realidad más grande por dentro que por fuera. Eso le lleva a adentrarse en un inmenso e insondable espacio en el interior de la vivienda al que, como en el mundo de Narnia, se accede a través de un armario. Una novela de vanguardia no apta para todos los públicos.

¿Qué te parecen estas novelas?

Anímate a comentarnos qué te parecen estas novelas, por qué crees que las casas inspiran tantas historias de terror y suspense, y danos tus impresiones sobre la lectura de 'La maldición de Hill House', novela de Shirley Jackson que hemos elegido como primer libro a partir del cual formar nuestra comunidad lectora y una conversación de aficionados a los libros.