exposición

El Sol y tú, una relación desigual

El artista brasileño Pedro Torres reflexiona sobre la sostenibilidad y supervivencia del astro en una instalación en la Casa Seat

Parte de la instalación de la obra ’House of the Sun’, en la Casa Seat

Parte de la instalación de la obra ’House of the Sun’, en la Casa Seat / CASA SEAT

Se lee en minutos

Ignasi Fortuny

Que nuestra relación con el Sol no ha sido equilibrada resulta evidente. Digamos que ha sido un amor poco recíproco con el astro y, en general, con el medio ambiente. Y ahora todo son prisas. Sobre eso reflexiona en forma de instalación artística el brasileño Pedro Torres: el delicado equilibrio que ha habido y que hay en esta relación desigual. De este modo, el artista residente en el centro barcelonés Hangar ha explorado en esta instalación la sostenibilidad y la supervivencia del astro a través de imágenes y representaciones. Un conjunto de obras que, bajo el el título 'House of the Sun' (La casa del Sol), se puede ver gratuitamente hasta el 21 de noviembre en la Casa Seat de la capital catalana dentro de la programación del festival de videoarte LOOP. 

Mediante múltiples canales y soportes, Torres va desde la relación planetaria hasta la que llama cotidiana. En la segunda, escoge las casas como "unidad básica" para lanzar su proyecto al que el confinamiento ha dado incluso más relevancia. De hecho, recluido en su vivienda nació una de las piezas de la instalación. A falta de visión directa del astro, el brasileño realizó un vídeo que quiere emular eso: un círculo delimita lo que se puede ver de un jarrón lleno de agua al que poco a poco el artista deposita gotas de yodo produciendo un efecto que recuerda a las explosiones y protuberancias de la superfície solar. Un efecto que se ve al cabo de 8 minutos y 19 segundos de proyección, el tiempo en el que la luz del Sol tarda en llegar a la Tierra. "Tenía la necesidad de ver una puesta de sol y generé mi propia puesta de sol dentro de casa", cuenta Torres, que ofrece visitas guiadas de la exposición. 

Experiencia inmersiva

Te puede interesar

En una sala que quiere ofrecer una experiencia inmersiva con un sonido envolvente, con varias proyecciones que simulan sistemas solares a través de filtros fotográficos, aparece un vídeo que reúne diferentes reflexiones durante el proceso de creación del propio artista. "Energía es política", dice una de ellas.

 El calentamiento global, mal que ahora muchos buscan reparar, también tiene una representación artística. Torres ha convertido infografías de la NASA sobre las emisiones de CO2 en videoarte, con unas formas tan decorativas como unos mandalas. Su voluntad: "Reflexionar sobre cómo nos llegan los datos. Facilitar la relación con ellos". Algo decorativo que ayude al cambio de consciencia. Y considera: "La casa es la unidad mínima para la transformación, que ya ha empezado a llegar en los transportes, comunicaciones...". A esa relación con el Sol, Torres añade un elemento más en otra instalación: un 'time-lapse' de 10 años de actividad solar sobre los que se superponen los símbolos astrológicos del Sol y la Tierra. Así quiere aboradar las dos maneras que hay de comprender nuestra relación con lo cosmológico: la observación científica y la interpretación subjetiva del horóscopo. Un mismo astro, dos enfoques distintos. Y un mismo viaje: "Desde lo más íntimo de cada uno hasta lo más cosmológico".