CRÓNICA

La brújula de Morente y el ADN del Taller de Músics

El homenaje al cantaor del Festival Ciutat Flamenco fue una noche de comunión y de descubrimiento de talento local

Ensayos con mascarilla del Festival Ciutat Flamenco, con Queralt Lahoz (de rojo), para el homenaje a Morente. 

Ensayos con mascarilla del Festival Ciutat Flamenco, con Queralt Lahoz (de rojo), para el homenaje a Morente.  / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

El 27º Festival Ciutat Flamenco, organizado por el Taller de Músics y pospuesto por la pandemia, arrancaba por fin este sábado en la sala 2 del Auditori encomendándose a su 'Sant Cristo gros' particular: el cantaor Enrique Morente. En colaboración con la ESMUC, presentaba un homenaje al concierto que dieron Morente y el legendario batería de jazz Max Roach en 1992 en la Maestranza de Sevilla y que tuvo lugar gracias al Taller.

De aquella noche histórica quedan solo el recuerdo de quienes estuvieron allí y una grabación encerrada bajo llave que no ha escuchado nadie -o casi nadie: si alguien tiene curiosidad, por internet corre un audio bastante decente de ese concierto-. O sea que en el Auditori, la colaboración entre esos dos gigantes del flamenco y del jazz era más un símbolo que otra cosa. Una idea sobre la que construir. 

Hasta 15 músicos

Noticias relacionadas

La banda, formada por profesores y alumnos aventajados de Taller y ESMUC, reunía hasta 15 músicos en un ejercicio de fusión, mezcla o alianza. Da igual el término porque la intención estaba clara: el flamenco como núcleo duro y los colores del jazz y la contemporánea como ventanas a otros horizontes, a la manera del disco 'Omega' de Morente, invocado varias veces en un repertorio bien estructurado por David Leiva, director del proyecto.

Lo que en 1992 era algo visionario, en el 2020 ya es un lenguaje conocido y asentado. No fue una noche de revelaciones, pero sí de comunión y de descubrimiento de talento local, que no es poco. Estuvieron gloriosas las jóvenes cantaoras en los tangos -búsquenlas estos días en el festival con sus propios proyectos, Las Noray (26/10) y LaboratoriA Flamenco (29/10)-, arrebatador el bailaor Nacho Blanco en un martinete, fabuloso “el Tuto” en la guitarra. Pero por encima de todo fue la celebración de una forma de pensar las músicas, con fundamento y rigor pero sin líneas rojas, que es la razón de ser del Taller de Músics. 

Temas

Flamenco