30 nov 2020

Ir a contenido

BALANCE DE COMPRAS DEL 2020

Obras de Mariscal, Nazario, Fortuny y Tapiró se suman a la colección de arte de la Generalitat

El Departament de Cultura destina 1,3 millones de euros, el doble que en el 2019, a la adquisición de piezas de artes visuales, cómic, fotografía y bienes muebles

Anna Abella

Fragmento del óleo de Fortuny ’Mendiants’ o ’Dues captaires’ (1870-1872), en el MNAC 

Fragmento del óleo de Fortuny ’Mendiants’ o ’Dues captaires’ (1870-1872), en el MNAC  / MARIÀ FORTUNY

Varias páginas originales de cómic de ‘Anarcoma’ de Nazario, de Los Garriris de Mariscal y de las ‘Vidas ejemplares’ de Montesol; una pintura del Liceu destruido tras el incendio de 1861, de Josep Tapiró; una baldosa de girasol de Gaudí para la Casa Vicens, y el óleo de Marià Fortuny ‘Dos mendigas’ o ‘Mendiants’ -extraordinario y sorprendentemente bien de precio [36.000 euros]”, según el director del MNAC, Pepe Serra- son una pequeña muestra de las más de 2.000 obras de 78 artistas adquiridas este 2020 por el Departament de Cultura, según ha señalado este viernes la ‘consellera’ Àngels Ponsa. La cifra destinada a la compra de arte y bienes culturales asciende a 1,3 millones de euros: duplica la invertida el 2019 e intentará mantenerse en el 2021, ha añadido tras señalar que se ha priorizado a los creadores vivos de fotografía, artes visuales y cómic para “ayudarles a paliar los efectos de la pandemia", además de potenciar la Colección nacional de los museos públicos de la Generalitat. 

De esos 1,3 millones de euros, 400.000 se han destinado a la adquisición de arte contemporáneo, más de 356.000 a fotografía, 474.000 a bienes patrimoniales muebles, y 115.000 a cómic e ilustración, siendo esta última partida la que más se ha incrementado, un 184,73 %, casi el triple en relación al 2019, cuando se destinaron solamente 40.000). 

Evitar las fugas de patrimonio

Es solo el segundo año que se adquieren obras de cómic e ilustración. En total han sido 119 originales de Mariel Soria, Guillem Guifré y Martí Riera, además de los citados Nazario, Mariscal y Montesol, que llegan como resultado del trabajo de la Comisión asesora de expertos creada en hace un año, que también “se ha encargado de elaborar un relato de este medio en Catalunya, algo que no tenemos”, ha remarcado Serra, ante la necesidad de retener “un patrimonio fácil de que se pierda, de autores de los últimos años a los que se les ha valorado poco”. 

Una de las 17 páginas originales adquiridas del cómic de Montesol ‘Vidas ejemplares’ (1984-1989)/ MONTESOL

El director del MNAC y el director del Museu d’Art Jaume Morera de Lleida, Jesús Navarro (ambos en la rueda de prensa junto a Ponsa), han sido precisamente de los más sensibles a la hora de reivindicar la presencia del cómic en sus centros y evitar en lo posible la fuga de fondos, como ocurrió en primavera del 2019 con los del ‘underground’ barcelonés. Para Serra, esta inversión, y la creación de comisiones asesoras, como se ha hecho con la fotografía, “es una buena respuesta de Cultura” al “problema grave de pérdida de la memoria y el imaginario colectivo”. 

Por lo que respecta a obras de arte contemporáneo, se han adquirido 31 de  30 artistas y 21 galerías, “priorizando las producidas por mujeres, hasta ahora demasiado ausentes”, ha lamentado Ponsa. En artes visuales destacan piezas como ‘Tuset Street’ (1969), de Francesc Artigau o ‘Retablo NYC – BCN (1989 -2018)’, de Antoni Miralda. En fotografía se han adquirido 1.800 obras de 42 autores, entre ellos Joan Fontcuberta, Consuelo Bautista, Tino Soriano y Kim Castells.

Baldosa de girasol de cerámica vidriada diseñada por Gaudí para la Casa Vicens, depositada en el MNAC 

Entre los 34 bienes muebles adquiridos destacan dos tablas del siglo XV de Lluís Borrassà, procedentes de retablos de la catedral de Barcelona, que irán al MNAC, y una del Maestro de la predela de Argelès para el Museu d’Art de Girona.

Serra ha querido recordar que este patrimonio se compra pensando en ser expuesto, “no para quedarse en los almacenes”, algo que es una motivación para muchas familias a la hora de donar fondos a los museos.