GALARDÓN

Elia Barceló, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil

El jurado ha reconocido la novela para jóvenes 'El efecto Frankenstein', un homenaje a Mary Shelley y a la evolución del rol de la mujer desde el siglo XVIII, con la que la autora de Elda ya ganó el Premio Edebé

La escritora Elia Barceló, en Madrid, en una imagen de archivo.

La escritora Elia Barceló, en Madrid, en una imagen de archivo. / EFE / PACO CAMPOS

Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Además de un homenaje a Mary Shelley, recalca Elia Barceló (Elda, Alicante, 1957) que con ‘El efecto Frankenstein’, novela gracias a la que este martes se ha alzado con el Premio Nacional de Literatura Intantil y Juvenil 2020, quería “que los jóvenes de hoy se dieran cuenta de que todo lo que tenemos hoy día las mujeres ha sido gracias al trabajo de muchísimas otras mujeres que a lo largo de los tiempos y en muchos lugares han sufrido mucho”. “Hay que estar con los ojos muy abiertos para que no nos lo vuelvan a quitar”, ha añadido a este diario la escritora, vía telefónica desde la austriaca ciudad de Innsbruck, donde vive desde hace cuatro décadas, “aún impactada” por la llamada del ministro José Manuel Rodríguez Uribes anunciándole el galardón.

El jurado del Nacional, que ha destacado sobre la novela “su prosa fluida y madura, su trama perfectamente encajada hasta el final, y unos personajes que evolucionan a lo largo de la historia y están dotados de una profundidad que los hace creíbles”, ha remarcado también el “importante trabajo de documentación histórica que muestra la evolución del rol de la mujer desde hace 200 años”.

‘El efecto Frankenstein’, con el que ya ganó el Premio Edebé 2019, traslada a los jóvenes actuales hasta el siglo XVIII gracias a Nora, una estudiante de Medicina del siglo XXI que una vez en la época de Shelley debe afrontar los choques culturales y dilemas morales que supone retroceder a unos tiempos en el que el papel de la mujer en la sociedad y la ciencia era testimonial. 

Realismo y ciencia ficción

En la larga y sólida trayectoria de Barceló, filóloga y profesora que cuenta con numerosos relatos y más de 25 novelas, una docena de ellas juveniles (entre ellas, ‘El caso del artista cruel’, de 1998, y ‘Cordeluna’, del 2007, ambas ganadoras también del Edebé), sobresale su producción ligada a la fantasía y la ciencia ficción, que le ha valido premios como el Celsius y el Ignotus. ‘El efecto Frankenstein’ no escapa a ello. “Shelley está considerada como la madre de la novela de ciencia ficción pero en ella las cuestiones mágicas no son sobrenaturales sino que parten de la ciencia. Ella abrió el camino. La ciencia ficción como género permite reflexionar sobre lo que hacemos y a dónde nos llevan nuestras elecciones”, señala. En el caso de la novela ganadora, la protagonista ayudará a su amigo Max a solucionar el problema de su irresponsable amigo Víctor con la criatura que ha creado. 

Noticias relacionadas

Ante los tiempos pandémicos que vivimos, para Barceló, “la literatura es muchas cosas”: “A veces es un refugio donde esconderse o protegerse de la vida cotidiana y real, del dolor, el aburrimiento o de las cosas malas, pero es también una manera de aprender modelos y ver de qué maneras se pueden hacer las cosas a la vez que nos muestra caminos por los que no es bueno transitar porque nos llevarán a la catástrofe. Y, sobre todo, es un estímulo para la reflexión”. 

Barceló, que esta misma semana verá llegar a las librerías su nueva novela, ‘La noche de plata’ (Roca), esta vez ligada al género negro, dice ser “omnívora”. “Igual que como de todo, leo y escribo de todo. Hago realismo, con personas normales y problemas normales, aunque a veces tengan algún muerto en el armario. El realismo, el terror, la ciencia ficción, el fantástico… las historias no tienen nombres y apellidos”.