CRÍTICA DE LIBROS

Crítica de 'Poder de los sueños': Los sueños son nuestros cuentos nocturnos

Se publica la estupenda antología que Roger Caillois realizo en 1962

Crítica de 'Poder de los sueños': Los sueños son nuestros cuentos nocturnos
Se lee en minutos

Hace ya unos años que Jacobo Siruela intentó publicar la canónica 'Antología del fantástico' de Roger Callois, gran teórico del surrealismo, pero no pudo conseguir los derechos de los relatos y fue él en persona el que hizo una importante 'Antología del cuento fantástico' que no desmerecía aquel clásico. 

En esta ocasión, el conde editor se ha quitado la espinita publicando otra selección, 'Poder del sueño', relatos antiguos y modernos reunidos y presentados por Caillois en 1962 bajo el epígrafe de lo onírico, necesariamente, incluido sen el paraguas mayor de lo fantástico 

Los sueños son semillas de historias. Dice Caillois en el prólogo que los sueños surgen sin que intervenga la voluntad del durmiente que a la vez, transcurrido el proceso, siente que ha recibido un mensaje dirigido a él. El durmiente se convierte, pues,  en lector del sueño porque todos los sueños son, en suma, narraciones, en su mayoría enigmáticas y por esa razón más dadas a la interpretación.

Te puede interesar

 Sobre esta premisa giran  innumerables relatos que se dan cita aquí.  Empezando por una nutrida y delicada tradición china que se remonta al siglo V a. C.; algunos de ellos ya conocidos gracias a la seminal antología fantástica de Borges.  No faltan los autores occidentales más esperables como  Poe, Bierce, Nabokov, H. G. Wells, Someset Maugham,  Cortázar y, naturalmente, Borges,  y nombres poco conocidos como Ksaver Sandor Gjalski, Oliver Onions o Luisa Mercedes Levinson. Aunque solo sea por encontrar estas nuevas perlas y repasar a los autores ya conocidos, de quienes se incluyen por cierto los cuentos menos trillados, merece la pena este precioso libro.