LA GRAN CITA DEL CINE FANTÁSTICO

'Host', el terror llega a través de Zoom

Rob Savage dirige este fenómeno pop del 2020, una joya producida durante el confinamiento que tiene su estreno español en Sitges

Una imagen de la película ’Host’, de Rob Savage.

Una imagen de la película ’Host’, de Rob Savage.

Se lee en minutos

¿Una película de terror desarrollada por entero en Zoom? Tenía que pasar, igual que ha habido terrores sobre el VHS ('The ring'), internet ('Kairo'), los móviles ('Llamada perdida') o Skype y las redes sociales ('Eliminado'). Cada tecnología, sobre todo la que no hemos acabado de aprender, acaba convertida por el cine en villano o entorno de alguna historia para no dormir. ¿Y acaso hay algo más inquietante ahora mismo que un día lleno de reuniones de Zoom?

Muchos sabían que esa película llegaría, pero no tan pronto, ni que fuera a ser tan buena. 'Host' se concibió, rodó y distribuyó en doce semanas durante el confinamiento. Poco después de su estreno en la plataforma Shudder, el 30 de julio, se convirtió en tema ubicuo en la red y en niña mimada de los críticos, especializados en terror o no.

De hecho, la película se presenta en Sitges (es estreno oficial en España) en el marco de Seven Chances, la sección programada en colaboración con la ACCEC (Associació de la Crítica i l’Escriptura Cinematogràfica). Será en el Prado, el martes, día 13, a las 19.30 h.

Sesión espiritista virtual

Su director, el veinteañero londinense Rob Savage, no ha podido viajar para presentarla, pero accedió a contestar a nuestras preguntas a distancia. Sobre los orígenes del proyecto, recuerda: "Cuando empezó el confinamiento, todo el mundo hablaba con ironía sobre la posibilidad de rodar una película entera en Zoom. Ya me pasaba en Zoom todo el día con mis amigos, así que me dije: ¿y por qué no hacemos nosotros esa película?".

Savage propuso la idea a Jed Shepherd, su socio productor y coguionista en algunos cortos. Les costó un poco dar con algo emocionante. "Pero un día ­–recuerda Rob– me desperté con un mensaje de Jed que incluía solo cuatro palabras: 'sesión espiritista en Zoom'. Fue tan simple como eso".

La idea podía sonar absurda, pero Rob sabía que había algo de verdad en ella. Hace unos años frecuentó una iglesia espiritista e hizo amigos médiums para preparar un capítulo de la serie 'True horror' sobre un caso de posesión en el Londres de los noventa. Esos amigos le habían dicho que, durante el confinamiento, se habían dedicado a hacer lecturas y sesiones espiritistas a través de Zoom. Ninguna, por suerte para ellos, acabó como la de 'Host'.  

En la película, que dura menos de una hora, pero deja larga huella, la joven Haley (Haley Bishop) contrata a una médium para hacer algo diferente en la reunión semanal a través de Zoom con sus amigos. Durante la sesión espiritista, una de las amigas, Jemma (Jemma Moore), asegura haber entrado en contacto con un amigo que se suicidó, Jack, para después admitir que era broma. Después pasan cosas que no lo son.

Trucos de magia artesanales

Es fácil pensar en ciertas imágenes de 'Host' como producto de una intensa posproducción a nivel de efectos digitales. Pero nada que ver con eso. "Al rodar a distancia, cada uno en su casa, había una gran ventaja: cualquiera con conexión a internet podía participar. Nadie estaba trabajando, así que pudimos sumar a muchos grandes colaboradores. De repente teníamos a un creador de artilugios para efectos especiales prácticos o un experto en tirar a gente del techo".

Este último es el coordinador de escenas de riesgo Nathaniel Marten, que por poco no sobrevive. "La primera de esas escenas que filmamos, en la que alguien cae del techo y se estampa contra el suelo, fue dura de hacer. Nathaniel estaba colgado de una cuerda y tenía que mantenerse en plancha durante tres minutos. Después, se soltaría y bajaría en caída libre hasta que, en el último momento, un mecanismo amortiguaría el aterrizaje. En la última toma, la que usamos en la película, el mecanismo no hizo efecto. Cayó como un saco de patatas. Pero vivió y nos dejó una toma increíble".

¡Tan lejos, tan lejos!

Te puede interesar

Entre otras cosas, 'Host' es una notable adición al últimamente denostado subgénero del 'found footage', o falso metraje encontrado, popularizado a finales de los noventa por 'El proyecto de la bruja de Blair'. Savage reconoce la influencia de la franquicia 'Paranormal activity' ("y en particular la tercera entrega") o la citada al principio 'Eliminado' (“ahora parece que está de moda rajar de ella, pero está ejecutada con brillantez").

Como esta última, la película de Savage tiene algo de comedia oscura sobre la falsedad de la cercanía digital: "Queríamos jugar con esa famosa idea de que las videoconferencias te acercan a la gente, cuando, en realidad, cada dos por tres te llegan recordatorios de que no, no estás con nadie. Estás muy separado. Y estás muy aislado. Cuando los personajes empiezan a ver que sus amigos tienen problemas, se han de conformar con ser pasajeros en el mismo viaje y tener que observar desde la distancia".