29 oct 2020

Ir a contenido

UN ICONO DEL HARD ROCK Y EL METAL

Muere Eddie Van Halen, el 'guitar hero' revolucionario

El alma del grupo Van Halen, uno de los guitarristas más influyentes y autor de éxitos como 'Jump', fallece de un cáncer a los 65 años

Jordi Bianciotto

Eddie Van Halen, el guitarrista de Van Halen, en una actuación del 2015.

Eddie Van Halen, el guitarrista de Van Halen, en una actuación del 2015. / AP / GREG ALLEN

Todo, o casi, parecía haber sido dicho en la liga de los ‘guitar heroes’ (Hendrix, Clapton, Beck) cuando apareció Eddie Van Halen y volvió locos a nuevos fans del instrumento que lo tomaron como modelo de virtuosismo con alma. El cofundador, junto a su hermano mayor Alex (batería), del grupo Van Halen hizo de la guitarra un espectáculo y un desafío técnico y se lució como coautor de un buen número de clásicos del hard rock y el metal, además de ejercer de estrella invitada en episodios como el vertiginoso solo de ‘Beat it’ (1982), el éxito de Michael Jackson.

El cáncer de garganta, que llevaba algunos años arrastrando, ha terminado con la vida de este músico capaz de dar en su día al hard rock, a finales de los 70, un nuevo impulso excitante en pleno auge del punk. La noticia la dio este martes su hijo Wolfgang (integrante de Van Halen en su última etapa, desde el 2007), a través de Twitter. “Cada momento que compartí con él sobre y bajo el escenario fueron obsequios”, escribió en el adiós a su progenitor, fallecido a los 65 años en un hospital de Santa Mónica (California).

Del piano a las seis cuerdas

Tal como delatan sus apellidos holandeses, Lodewijk Van Halen, Eddie nació en Amsterdam (26 de enero de 1955), si bien a los seis años se trasladó con su familia a Pasadena (California), donde se fogueó muy pronto en la música, empezando por el piano. Tras descubrir la guitarra eléctrica dio forma con Alex, a partir de 1972, a unos embriones de banda (Genesis, Mammoth) que confluyeron en la creación, seis años después, de Van Halen, con David Lee Roth (voz) y Michael Anthony (bajo). El primer álbum del grupo, homónimo, con su arrollador asalto a ‘You really got me’, de los Kinks, rompió el mercado (10 millones de copias en Estados Unidos) y abrió un sólido ciclo que culminó con el disco ‘1984’, que incluía el éxito ‘Jump’, con donde Eddie Van Halen introdujo unas innovadoras armonías de sintetizador.

Van Halen no fue un grupo de heavy metal en un sentido ortodoxo, sino más bien de un hard rock muy poco dogmático, con ascendientes de blues, guiños acústicos y coqueteos cabareteros. Y Eddie, que deslumbró a los fans de la guitarra con sus malabarismos nunca exentos de ‘feeling’, recurriendo a la técnica del ‘tapping’ (los dedos de ambas manos, golpeando las cuerdas arriba y abajo del mástil), marcó territorio cuando, tras la marcha de David Lee Roth, mantuvo la banda arriba, con Sammy Hagar como cantante, en la secuencia de álbumes iniciada con ‘5150’ (1986). A diferencia de otros héroes de la guitarra, Eddie no parecía estar sufriendo al tocar, sino más bien divertirse de un modo contagioso.

En esta era actuó el grupo por primera y última vez en Barcelona, en el Estadi Olímpic, en 1995, como parte de un cartel que incluía a Bon Jovi y Pretenders. En adelante, Van Halen contó también con Gary Cherone (ex-Extreme) como cantante, y recuperaron temporalmente su plaza tanto Hagar como Roth, mientras la reputación de Eddie no bajaba enteros: en el 2015, la publicación ‘Rolling Stone’ le situó como 8º guitarrista más importante de la historia, el único del Top 10 nacido más tarde de 1950.

Temas Música