QUERELLA DE LA FISCALÍA

Un juez investiga a Ildefonso Falcones por un nuevo fraude a Hacienda

La fiscalía acusa al escritor de no pagar 919.449 euros de impuestos en el 2013 y el 2014

El novelista está pendiente de otro juicio en el que se enfrenta a nueve años de cárcel

Ildefonso Facones en la presentación de su último libro El Pintor de Almas.

Ildefonso Facones en la presentación de su último libro El Pintor de Almas.

Se lee en minutos

Un juzgado de Barcelona está investigando al escritor Ildefonso Falcones por otro presunto fraude a Hacienda que asciende a 919.449 euros. Esta cuota corresponde a los impuestos supuestamente no desembolsados a la Agencia Tributaria por los ejercicios del 2013 y el 2014. El autor de 'La Catedral del Mar’ y su mujer están pendientes de otro juicio también por no cumplir con sus obligaciones tributarias en años anteriores (entre el 2009 y el 2011), por el que se enfrentan a una pena de nueve años de prisión. En esa ocasión, el desfalco al erario público era mayor, en concreto de 1,4 millones de euros.

La nueva investigación judicial abierta a Falcones nace de una querella presentada el pasado 1 de septiembre por el fiscal de Barcelona Pedro Castro. En el texto, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, la acusación pública sostiene que el escrito que el abogado y escritor, "a fin de evitar el pago" de impuestos como consecuencia de sus ingresos económicos, "ideó y ejecutó" un sistema por el que trasmitió por los derechos de autor de sus obras literarias a entidades extranjeras formalmente desvinculadas respeto a él, pero controladas "de facto" por este.

La titularidad de estas sociedades la asumía su hermano, actualmente fallecido. De esta forma, incide la fiscalía, el novelista "lograba ocultar a Hacienda" la obtención de "importantes rendimientos económicos", trasladando "dichas rentas a países de nula o reducción tributaria". Para ello, utilizó un entramado de sociedades domiciliadas en la República Dominicana, Irlanda, Chipre e Islas Caimán.

Cesión de derechos de autor

El fiscal detalla que en el 2004, Falcones cedió a una sociedad suya y de su esposa (Bufete Facones) la totalidad de los derechos económicos sobre la obra 'La Catedral del mar' a cambio de 3.000 euros. Un año después, esta firma transmitió el 80% de estos derechos sobre la novela por un importe de 60.922 euros a una compañía dominicana. Una parte de ese dinero salió de una cuenta abierta en un banco de Irlanda.

Noticias relacionadas

En esa misma línea, al año siguiente, el Bufete Falcones encargó al escritor la elaboración de hasta 10 obras literarias a cambio de una retribución anual de 36.000 euros, quedándose la sociedad con el 80% de los derechos de las mismas. En enero del 2006, la mayoría de estos derechos fueron vendidos a la sociedad dominicana por 250.660 euros, de los que únicamente constaban pagaos procedentes de Estados Unidos y otros de Irlanda. Sin embargo, alega la fiscalía, la cotitularidad de esos derechos de obra están, en realidad, en poder de otras firmas: una irlandesa y otra chipriota. Esta última, a su vez, participada por una sociedad constituida en las Islas Caimán, con cuentas bancarias en Miami (Estados Unidos).

Esta misma estructura figura en la anterior querella de la fiscalía contra Falcones, cuyó juicio está pendiente. Ahora extiende la defraudación a Hacienda dos años más, el 2013 y 2014, en el que el escritor recibió más de dos millones de euros de la editorial por sus novelas. La Agencia Tributaria fija en 919.449 euros (360.548, del 2013 y 559.449, respecto al 2014) la cuota presuntamente no pagada a Hacienda.