30 oct 2020

Ir a contenido

exposición

Impresión 3D, que viene que viene

CosmoCaixa desglosa en la exhibición 'PRINT3D' las posibilidades de una tecnología que puede revolucionar desde la medicina hasta la moda

Ignasi Fortuny

Guitarras impresas en 3D en la exposición PRINT3D en el CosmoCaixa

Guitarras impresas en 3D en la exposición PRINT3D en el CosmoCaixa / COSCMOCAIXA

Los 'encerados' Albert Einstein, Marie Curie e Isaac Newton que dan la bienvenida a los visitantes de CosmoCaixa están pasmados. Su ceño transmite que hace tiempo que notan que se les escapan cosas. Ahora andan con la mosca tras la oreja pensando que en vez de pulidos en cera les podría haber esculpido una 'simple' impresora. No la que imprime papel, ni la que permite hacerlo por las dos caras, ¡ni tan siquiera la de color! Sino una que lo hace en tres dimensiones.

Sobre este aparato y tipo de tecnología que hace tiempo que va sacando la cabeza pero que aún parece que venga del futuro -aunque todo apunta que bastante próximo-,CosmoCaixa presenta ahora la exposición 'PRINT3D'. Su impacto en la medicina, el arte, en la carrera espacial o, en definitiva, la vida que conocemos es incluso inquietante. Desde diseñar, prototipar o producir tejido celular o viviendas para habitar la Luna a concreciones ya probadas como recientes avances en el mundo sanitario como prótesis para animales. La exposición muestra fotografías de un gato con cuatro patas fabricadas con impresora 3D, un tucán con parte de su pico nuevo y un cocodrilo luciendo una hermosa cola postiza, entre otros llamativos casos.

"Es una tecnología muy contemporania y revolucionaria. Un cambio en la manera de trabajar"

Javier Hidalgo

Jefe de exposiciones de Ciencia de la Fundació La Caixa

La muestra ya estaba prevista antes de la pandemia, una crisis que no ha hecho más que reafirmar el presente de esta tecnología pues en este tiempo ha permitido mitigar la falta de material sanitario, por ejemplo. "Se ha puesto de manifiesto la realidad que planteamos en la exposición", explica Javier Hidalgo, jefe de exposiciones de Ciencia de la Fundació La Caixa. "Es una tecnología muy contemporania y revolucionaria y que viene para quedarse por su versatilidad y accesibilidad. Un cambio en la manera de trabajar", añade. 

Zapatos fabricados con impresoras 3D / cosmocaixa

La exposición permite probarte de manera virtual zapatillas fabricadas en 3D y el vestido Kinematics, una pieza icónica que se exhibe por primera vez en España y que está generada a partir de las medidas reales de una persona e impresa de una sola pieza. Otra de las aplicaciones que muestra 'PRINT3D' es en el campo de la música. Nuevos diseños y nuevos materiales que pueden traer sonidos desconocidos e instrumentos aún por imaginar. ¿Pero puede una impresora tener la finura del lutier? En la exposición se puede jugar a comparar el sonido de un violín artesanal con el de uno fabricado con impresión 3D. Bien, a oídos de un simple visitante, rasca un empate. Más valor tendría la opinión del lutier David Bagué, evidentemente.

Al poco, se topa uno con un grupo de estridentes instrumentos -guitarra, bajo, saxo y violoncelo- que parecen propios de la Banda Sinfónica del Universo Paralelo. El avance en los materiales con los que puede trabajar el aparato en sí es también un disparate: de la fina arena hasta el duro acero. 'PRINT3D' también incide en la capacidad que tiene esta tecnología de reaprovechar residuos para construir, por ejemplo, objetos con mucho desgaste como el mobiliario urbano. Y de algo tan terrícola a algo tan espacial. La NASA ha abierto un concurso para encontrar un proyecto para construir en un futuro una base lunar. Con una impresora 3D. Una casa de ladrillos de polvo lunar. Einstein, Curie y Newton se deshacen del sofoco.