29 nov 2020

Ir a contenido

EL 1 DE OCTUBRE

'Decameró', un heterodoxo friso teatral y social, abre el TNC

El homenaje a Passolini incluye diez relatos escritos a raiz del confinamiento por dramaturgos conocidos y escritores que debutan en las tablas como Najat El Hatchmi

El montaje está protagonizado por un reparto atípico con actores veteranos y debutantes, glorias olvidadas y artistas con movilidad reducida que luchan por la inclusión social

Marta Cervera

Tráiler de ’Decameró’, el nuevo espectáculo del TNC. / MAY ZIRCUS / TNC / VIDEO: TNC

Esta temporada el TNC abre el próximo jueves con 'Decameró', una propuesta arriesgada, una obra nada fácil ni cómoda encargada tras el catalismo provocado por la pandemia a diez autores muy diferentes. No todos son dramaturgos, lo que ofrece un amplio abanico de miradas y formas teatrales ya que cada uno trabajó con un actor y director diferente. Cada texto resuena a su manera en un montaje denso que apunta muchas preguntas de casi dos horas. Textos de dramaturgos como Davide Carnevali, Cristina Morales, Valère Novarina, Lluïsa Cunillé, Dimitris Dimitriadis y Narcís Comadira se intercalan con piezas de profesionales de la literatura, el arte y la filosofía como Marta Marín-Dòmine, Najat El Hachmi, Pere Jaume y Gregorio Luri.

Cada uno compuso un relato breve, como en el 'Decamerón' de Bocaccio que inspiró la famosa película de Pier Paolo Pasolini estrenada hace medio siglo. Pero estas diez historias ya no tienen el mundo medieval , el renacentista y la peste de fondo sino nuestra realidad antes y después de la peste del siglo XXI: el covid-19. Cada uno ofrece una visión del mundo actual, nada fáciles de tejer escénicamente como un todo. Y no solo a nivel de contenido porque también tienen teatralidades distintas. 

Tráiler de ’Decameró’, el nuevo espectáculo del TNC. / MAY ZIRCUS / TNC / VIDEO: TNC

Xavier Albertí, director del TNC hasta verano, valora esa hetereogenidad del 'Decameró' que se estrenará en la Sala Petita. "Tantas miradas entre generaciones y estéticas diferentes configuran un espectáculo desmesurado y fascinante. Un antídoto contra la confortabilidad", ha señalado Albertí. "No es una obra para pasar el rato". Todo lo contrario: "Son textos que ponen los dedos en las llagas más grandes de esta sociedad". Él, por cierto, se ha reservado la dirección de uno de los textos: 'L'ull de la matèria'. Una pieza que Valère Novarina escribió para Oriol Genís cuyo personaje va en silla de ruedas. No es el único, también el texto de Cristina Morales está interpretado por una Mossa d' Esquadra singular que interpreta Desirée Cascales, actriz que nació con una parálisis cerebral que afecta sobre todo a su movilidad. 

El texto de Marta Marín-Dòmine, 'La llum del futur no deixa ni per un instant de ferir-nos' protagonizado por Carol Muakuku aborda de forma poética "a las personas que habitan los márgenes de la sociedad, a las que también recurrió Passolini en su día", apunta la autora. Una mujer que vive en la calle, interpretada por  Carol Muakuku, protagoniza su monólogo.

La autora de 'El último patriarca', Najat El Hachmi, utiliza un estilo más incisiva y directo en 'Fam'. "Trato de regoger toda la impotencia, frustación e indignación que veo a mi alrededor", ha señalado. "Mientras nos sigamos indignando habrá esperanza". La protagonista de su relato es una asistente social que interpreta Adriana Fuertes, actriz que estudia en el Col.legi del Teatre y que debuta en un escenario. "En Igualada, donde crecí, sufrí racismo. Estuve absolutamente invisibilizada", recuerda esta hija de catalán y dominicana. Eso le ha servido para conectar con un personaje "que habla de la hipocrecresía y de las estructuras de Estado". Y matiza: "Mi monólogo no pone tanto el acento en el color de la piel sino en la identidad pero me permite sacar todo mi dolor y el de la comunidad negra". A sus 30 años, lamenta la falta de diversidad en los escenarios pero, sobre todo, en las plateas.

Temas TNC