29 oct 2020

Ir a contenido

REACCIÓN EN MADRID

El Real refuerza sus medidas de seguridad tras el escándalo

El teatro limitará al 65% el aforo en cada una de sus zonas

El director general del Teatro Real, Ignacio Garcia-Belenguer (izquierda) y el presidente del patronato, Gregorio Marañón, el lunes, aclarando lo ocurrido en la ópera de Madrid.

El director general del Teatro Real, Ignacio Garcia-Belenguer (izquierda) y el presidente del patronato, Gregorio Marañón, el lunes, aclarando lo ocurrido en la ópera de Madrid.

Rectificar es de sabios y el Teatro Real ha decidido reaccionar e ir más allá de lo que exige la ley tras el escándalo provocado el pasado domingo tras la cancelar la función de 'Un ballo in maschera' debido a las protestas de un sector de público disgustado con las medidas de seguridad del local. A fin de que todos los espectadores se sientan seguros el Real limitará al 65% el aforo en todas las zonas del teatro. Las protestas del público surgieron ante la falta de distancia de seguridad en el gallinero, la zona con entradas más económicas. Según informó el coliseo, "se está contactando con los abonados con entradas correspondientes a cada área para informarles del protocolo de seguridad sanitaria vigente en el Teatro y proponerles, si fuera el caso, la reubicación de sus localidades o, en su defecto, la devolución del importe íntegro de sus entradas". Además, ofrece a los espectadores con residencia en las zonas de semi-confinamiento delimitadas por la Comunidad de Madrid poder recuperar el importe de su localidad acreditando la dirección postal de su domicilio.

Los responsables del Real, que nunca se saltaron la ley como recordaron desde el primer día, han acabado reaccionando tras la mala imagen ofrecida el pasado domingo. Además de limitar el aforo en todas las áreas de butacas , han iniciado una campaña para recordar el estricto protocolo de seguridad sanitaria del teatro.