CRÍTICA

Los cuartetos devuelven la vida al Auditori

El equipamiento cultural, cerrado desde marzo por la pandemia, reemprende la actividad

El Quartet Casals, uno de los seis cuartetos que participaron en la primera Bienal Internacional de Cuartetos del Auditori, cuyos conciertos están disponibles en L’Auditori Digital.

El Quartet Casals, uno de los seis cuartetos que participaron en la primera Bienal Internacional de Cuartetos del Auditori, cuyos conciertos están disponibles en L’Auditori Digital. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos

Pablo Meléndez-Haddad

El Auditori de Barcelona volvió a la vida musical. La inauguración de la Primera Bienal de Cuartetos, el pasado jueves, significó el arranque de la ‎‎temporada 2020-2021, iniciativa pionera en el Sur de Europa que se extenderá hasta el 27 de este mes con actuaciones de siete de las más destacadas formaciones del continente. El encuentro ha programado ocho conciertos en los que se revisarán una veintena de obras para cuarteto de cuerda.

La velada inaugural, que agotó el aforo permitido por las restricciones de la pandemia, subieron al escenario al Cosmos Quartet y al Quartet Casals, este último, muy vinculado con la organización de la iniciativa.

Que la obra de una compositora mujer como Raquel García-Tomás haya levantado el telón fue toda una declaración de intenciones. De su autoría es '[…] così mostraste a lei i vivi ardori miei […]' (2015-18), una joya contemporánea de melancólica mirada que revisó el Cosmos Quartet con pulcritud e intención. La obra, abstracta pero muy visual, está plena de texturas y sonoridades que remiten al Romanticismo y hasta a la música antigua, pero que con ingenio descompone las melodías con todo tipo de fórmulas interpretativas, desde ‘glissandi’ a ‘pizzicati’, explorando los instrumentos en toda su dimensión.

De ese clásico de la modernidad que es Robert Gerhard, de quien este año se conmemora medio siglo de su muerte, siguió una transparente versión de su 'Cuarteto de cuerda Nº 2' (1962), siempre a cargo del Cosmos, demostrando una notable acción de conjunto ante una obra compleja de afinación y conjunción.

Noticias relacionadas

Arte, magisterio y sabiduría

Seguidamente el Quartet Casals demostró su arte, magisterio y sabiduría celebrando el 250º aniversario del nacimiento de Beethoven con una espectacular lectura de su 'Cuarteto de cuerda Nº 8 en Mi menor, Op. 59 Nº 2' (1808) cargada de energía. En ella se brindó el justo valor a los silencios en un fraseo que subrayaba las diferentes voces siempre al unísono, con un último movimiento sin concesiones en el que imperó un frenético contraste en los ‘tempi’.

Temas

Auditori