23 sep 2020

Ir a contenido

NUEVO CURSO

El Niño de Elche inaugurará la temporada del Lliure

El cantaor oficiará una misa laica en la apertura de la temporada el próximo día 25, con una programación heterodoxa con nuevas creaciones, adapaciones de clásicos y reposiciones

Marta Cervera

Niño de Elche.

Niño de Elche.

Tras el cataclismo cultural provocado por el covid-19, el Lliure reabrirá el día 25 sus tres salas con un acto litúrgico-teatral protagonizado por el cantaor más atrevido, el Niño de Elche. Será un oficiante laico, flamenco y heterodoxo con el que el Lliure reivindicará la necesidad de las artes escénicas, que han estado demasiados meses alejadas de su espacio natural, con algo nuevo, diferente y revulsivo coordinado por Juan Carlos Martel y Georgina Oliva, principales timoneles del Lliure, y los dramaturgos Marc Artigau, Clàudia Cedó, Albert Lladó y Victoria Szpunberg. "No queríamos empezar la temporada como si nada hubiera pasado", ha señalado Martel, que ha presentado una programación acorde con el compromiso social, la educación y el cambio que propuso cuando fue nombrado director hace dos años. También se amplía con nuevos títulos el apartado digital. 

Este no será el único espectáculo surgido como reacción al covid-19. Laura Vago presentará 'Mi nombre es alguien y cualquiera', una instalación en diferentes espacios del teatro que recordará a los ausentes en una especie de duelo colectivo. Dos novedades para empezar antes de recuperar títulos que no pudieron estrenarse a causa de la pandemia como 'Bonus Track', de Carol López, que cierra una trilogía sobre la generación que ahora llega a los 50, y 'El quadern daurat', titánica adaptación de la famosa novela de Doris Lessing dirigida por Carlota Subirós a quien el cierre de los teatros pilló pocos días después del estreno. 

Colectivos jóvenes como José y sus Hermanas con 'Explora el Jardín de los Cárpatos', una obra de creación que denuncia el turismo de masas, alternarán con títulos clásicos como 'Les tres germanes', un 'Chéjov' con un potente reparto dirigido por Julio Manrique. "El texto habla un mundo cercano al nuestro porque sus protagonistas viven una especie de confinamiento, atrapadas en un sistema que no funciona en una época de cambios entre un mundo que muere y otro que nace", ha apuntado Manrique. Tanto él como Raquel Cors, que recupera 'Una', una reflexión sobre el erotismo, reclamaron la necesidad de recuperar el teatro como espacio para pensar, para hacernos preguntas y huir de la dictadura de la actualidad. Con el covid todo se lee de otra manera. También sucede con 'La nostra parcela' de Lara Díaz Quintanilla, que solo se pudo ver un día y que habla de dos mujeres confinadas en un mundo extraño. 

Pero no todo pasará dentro de las paredes del Lliure de Gràcia y de Montjuïc. Pallasos Sense Fronteres actuará en la plaza Margarida Xirgu y Magda Puig ofrecerá 'Placido Mo', un espectáculo que recorrerá diferentes calles y plazas del Poble Sec, "el barrio donde más gente duerme en la calle", recordó la impulsora de esta propuesta que visibiliza una dura realidad.