18 sep 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Michael K. Williams: "Lovecraft era un tipo oscuro y un gran escritor"

El mítico Omar Little de 'The wire' brilla en 'Territorio Lovecraft', nueva gran apuesta de HBO, como un complejo padre desaparecido

Juan Manuel Freire

El actor Michael K. Williams.

El actor Michael K. Williams. / EL PERIÓDICO

Desde que se instalara en la conciencia colectiva como el atracador Omar Little de 'The wire', Michael Kenneth Williams no ha pasado demasiado tiempo separado de HBO: fue también el jefe gansteril Chalky White de 'Boardwalk Empire' o el influyente preso Freddy Knight de 'The night of'. Ahora cede de nuevo su talento a la marca en 'Territorio Lovecraft', en la que encarna a Montrose Freeman, el padre desaparecido del protagonista, Atticus (Jonathan Majors). 

-En esta nueva serie hay dos clases de monstruos: los 'lovecraftianos' y otros más reales, los del racismo. Su estreno parece realmente oportuno.

-A través de la historia creada por Matt Ruff, volvemos al pasado y lidiamos con la época Jim Crow, alrededor de la cual existe un trauma latente. Hay problemas que no se han resuelto del todo. Mucha gente que no es de color ignora todo esto, y quizá gracias a la serie entiendan por qué seguimos donde seguimos.

-Aquí el monstruo es una manifestación del racismo. En la obra de Lovecraft podía serlo del otro, de las minorías. ¿Cómo se lleva con el autor?

-Sé sobre su pasado, sé cómo pensaba, cuáles eran sus opiniones. Mi opinión es que Lovecraft era un tipo oscuro y un escritor brillante. Al menos supo convertir sus peores instintos en arte. Ojalá todos pudiéramos hacer eso: coger nuestros defectos y hacer con ellos algo bueno.

-¿A cuándo se remonta su interés por terror o ciencia ficción?

-Cuando era joven, tampoco me interesaban mucho. Siempre he sido más de superhéroes. De niño me pasaba el tiempo haciendo como que podía volar y esas cosas. Me cargué algunas mesas de centro [risas].

-Pero sé que es admirador de 'La dimensión desconocida'. ¿Habló de ella con Jordan Peele [productor de 'Territorio Lovecraft' y la nueva versión del clásico de Rod Serling]?

-No, no hablamos sobre ella, pero soy un gran fan, es cierto. En esa serie vi algunas de las historias que más me persiguieron de pequeño. Y solo de mayor entendí por qué ejercían ese efecto. Creía que era todo por los hombres del coco. Pero, en realidad, me impactó por todo su contenido social.

-¿Hubo algún aspecto o situación de los guiones de 'Territorio Lovecraft' que le impactara especialmente, quizá por tocarle de cerca?

-Por ejemplo, estoy preocupado por el tema del colorismo. Incluso dentro de nuestra propia comunidad nos tratamos de una forma u otra en base al tono de piel. Es una de las muchas capas de la historia, sobre todo por la relación entre Letitia y su hermana Rose. No se dice en voz alta, no está en el guion, pero el colorismo está ahí.

"Incluso dentro de nuestra propia comunidad nos tratamos de una forma u otra en base al tono de piel; es algo preocupante"

-¿Cómo encaró la construcción de un personaje tan complejo como Montrose, enfrentado a sí mismo y a sus demonios?

-Desde luego, es complejo. Tuve que bucear hondo para dar con la verdad del personaje. Está luchando por conocerse como hombre, por saber cuál es su sexualidad, cómo ser un hombre, cómo ser un hermano… Son cosas con las que yo mismo he lidiado o estoy lidiando ahora.

-También sigue aprendiendo a ser padre. Algunas de sus escenas con Jonathan Majors son de alta graduación emocional.

-Fue difícil rodar esas escenas, no voy a negarlo. En mi comunidad, muchas relaciones padre-hijo han quedado tocadas por la adicción, la pobreza, cuestiones de salud mental, abuso o encarcelamiento en masa. Los hombres negros han pasado por mucho y todavía hoy en día siguen sufriendo. Ojalá los hijos de estos hombres vean la serie y piensen: "Ahora entiendo mejor a mi padre".

-¿Qué ha estado viendo usted en estos meses de encierro?

-Ahora mismo estoy obsesionado con 'P-Valley'. Como Misha Green [showrunner de 'Territorio Lovecraft'], Katori Hall es una fuerza a tener en cuenta. Ah, y hace unas semanas me di un atracón de 'The boys', una visión interesante del mundo de los superhéroes.