19 sep 2020

Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

'Papicha, sueños de libertad': vestidos contra los velos negros

La cineasta Mouna Meddour debuta en la dirección con este homenaje a las mujeres argelinas que lucharon y resistieron durante la Década Negra, en los 90

Beatriz Martínez

Un fotograma de ’Papicha, sueños de libertad’

Un fotograma de ’Papicha, sueños de libertad’

Cuando tenía 17 años, Mounia Meddour tuvo que abandonar Argelia con su familia y refugiarse en Francia. Su padre, cineasta e intelectual, estaba señalado por los integristas para ser eliminado durante los años más cruentos de la Década Negra en los años noventa.

Ha tenido que pasar mucho tiempo para que Meddour pudiera asimilar todos estos acontecimientos para poder exorcizar sus fantasmas en forma de película. Eso es para ella ‘Papicha, sueños de libertad’, presentada en el pasado Festival de Cannes en la sección ‘Una cierta mirada’, en la que vierte sus recuerdos de juventud para componer un relato de resistencia, en clave femenina, en medio de una oleada de violencia y represión.

“Para mí era muy importante no traicionar mi propia memoria, pero quería contar la historia de forma muy rigurosa, así que me llevó ocho años de preparación e investigación para poder homenajear como era debido a esas mujeres que resistieron y lucharon por su libertad en medio de un entorno profundamente hostil”, cuenta la directora a EL PERIÓDICO.

Tráiler de ’Papicha, sueños de libertad’. / EL PERIÓDICO

En la jerga popular se denomina ‘papicha’ a una chica joven, alegre y moderna. Así se nos presenta Nedima (Lya Khoudri) junto con sus amigas, un grupo de universitarias que quiere vivir conforme a su edad, divertirse, bailar y ponerse vestidos bonitos. Sin embargo, el ambiente cada vez más radical que se respira, terminará colándose en sus vidas.  “La ropa es una herramienta de disidencia, en este caso, es la única arma que tienen a su alcance”, continúa Meddour. Por eso desafiarán las imposiciones organizando un desfile en el que el que intentarán reinterpretar el ‘haik’ como símbolo en oposición a los hijabs negros extremistas.

“Quería hacer una película que estuviera impregnada de vitalidad y energía en su inicio, para poco a poco ir enclaustrando a los personajes a través de planos cada vez más cortos que mostraran su asfixia y su desesperación. Es una manera de contar a través de imágenes la escalada del integrismo y la progresiva pérdida de las libertades”.

A pesar del tiempo transcurrido, las heridas siguen abiertas. El pasado septiembre, las autoridades argelinas prohibieron el estreno de ‘Papicha’, demostrando la incomodidad que provoca todavía hablar de esa época y de mujeres valientes que luchan por sus derechos fundamentales. En las concentraciones organizadas por la diáspora argelina en París, se denunció que el Gobierno siguiera perpetuando una labor castradora. Frente a la cerrazón moral, ‘papicha’.