24 sep 2020

Ir a contenido

UNA MUSA EN PATINES

'Xanadu': 40 años en el olimpo del 'kitsch'

El delirante musical protagonizado por Olivia Newton-John y Gene Kelly celebra el sábado aniversario convertido en obra de culto tras haber sido un fracaso de crítica y taquilla en 1980

Quim Casas

Olivia Newton John, en ’Xanadu’

Olivia Newton John, en ’Xanadu’

Aunque desde hace décadas se diga que el cine musical (y el wéstern) están muertos, la realidad resulta distinta. Solo hace falta echar un vistazo al musical desde mediados los 70 hasta mitad de los 80, cuando el género había entrado en teórico declive. En este tiempo aparecieron 'El fantasma del paraíso', 'Tommy', 'The Rocky horror picture show', 'New York, New York', 'Grease', 'Movie, movie', 'Empieza el espectáculo', 'Hair', 'Que no pare la música', 'Dinero caído del cielo', 'Annie', 'Flashdance', 'Staying alive', 'Footlose', 'A chorus line' y 'Dirty dancing'. Cierto que algunas fueron tremendos fracasos comerciales, otras acabarían siendo obras de culto, unas conviven con el clasicismo y otras son muy 'kitsch', y unas pocas funcionaron bien en la taquilla.

En este contexto apareció una de las más singulares rara avis del género, 'Xanadu', estrenada hoy hace 40 años en Estados Unidos y nominada eternamente a los Premios Razzie como peor musical de todos los tiempos. Lo importante, en el fondo, es que hablen de ti, sea para bien o para mal. Ed Wood ostenta el título honorífico de ser el peor director de la historia del cine, y eso le ha llevado a ser más conocido que otros cineastas infinitamente mejores que él. 'Xanadu' costó 20 millones de euros y hoy lleva recaudados solo un poco más de esa cantidad, así que no fue precisamente un éxito. La fórmula del filme parecía rentable: musical clásico, discoteca, fantástico y puro 'kitsch'. Hoy, en tiempos de reciclaje y posmodernidad, 'Xanadu' puede consumirse con menos prejuicios y degustarse como lo que es, un verdadero delirio de culto. La película, por cierto, está disponible en Filmin, así como en Google Play y Apple TV.

Su argumento lo demuestra con creces. La musa de la danza, Terpsícore, hija de Zeus, asume identidad humana saliendo de un mural (que es el portal entre el Olimpo y la Tierra), se hace llamar Kira e inspira con un beso a un ilustrador que trabaja para un sello discográfico, Sonny. No solo le da alas para su siguiente ilustración, la portada de un disco, sino que se enamora de él, lo que desata la ira de los dioses. Al mismo tiempo, un hombre que regentó un local de jazz en los años 40, Danny, sueña con abrir uno de nuevo. Kira y su novio mortal le ayudan a conseguirlo: una discoteca donde se patina y se baila claqué y música disco.

Todo en el filme está al límite. De entrada, el título: 'Xanadu', referencia tanto a la capital veraniega y refugio placentero de uno de los grandes monarcas del imperio mongol, Kublai Kan, ciudad loada en un poema citado en la película, como a la espectacular residencia que construye el megalómano magnate de 'Ciudadano Kane', el filme de Orson Welles.

Después, el reparto. En él coinciden el entonces presente del musical, la cantante y actriz Olivia Newton-John (Kira), todo un ícono del género tras formar pareja con John Travolta en 'Grease', con el tiempo pretérito personificado en Gene Kelly, una de las grandes estrellas masculinas del musical clásico de Hollywood y máxima representación del mismo con 'Un americano en París', 'Un día en Nueva York' y 'Cantando bajo la lluvia'. Kelly volvía ser la pieza de engarce entre lo nuevo y lo viejo, como ya lo fue entre el musical americano y el europeo cuando Jacques Demy le dio un papel relevante en 'Las señoritas de Rochefort', de 1967.

Gene Kelly, en 'Xanadu'.

Prosigamos con la música. Si en las obras maestras de Kelly, Vincente Minnelli, Stanley Donen y compañía las canciones venían firmadas por  Alan Jay Lerner, Johnny Mercer o Adolph Green, y las músicas por Cole Porter, Jerome Kern o George Gershwin, en un musical de 1980 debía encajar como anillo al dedo Jeff Lynne con su ELO (Electric Light Orchestra), inicialmente un grupo de rock con adornos de música clásica y, poco a poco, una banda de éxitos pop más cerca del AOR. Justo un año antes de componer las canciones de 'Xanadu', Lynne y la ELO habían grabado un exitoso disco más orientado a las pistas de baile, 'Discovery'. Eran una banda superventas y lo siguieron siendo con la película.

Banda sonora de la ELO, disco de platino

El filme fue un fracaso mientras que la correspondiente banda sonora se convirtió en disco de platinoLa pegadiza canción 'Xanadu', interpretada por Newton-John y ELO, llegó al número uno de las listas. No fue el único bombazo. La romántica 'Suddenly', cantada a dúo por la actriz y Cliff Richard (la voz de Sonny), se encaramó a la posición número 15 de las listas británicas de discos sencillos. Otro hit potencial fue 'Dancin' ', una curiosa canción que mezcla a Newton-John y otras dos coristas imitando el estilo de las Andrew Sisters con el rock new wave de la banda californiana The Tubes. Hasta hubo un dueto entre Newton-John y Kelly titulado 'Whenever you're away from me', con arreglos de big band y pasos de claqué.

Porque a pesar de su envoltorio fantástico-disco-'kitsch', 'Xanadu' mira al musical del pasado. Kelly no solo representa esa época dorada, sino que su personaje es prácticamente el mismo que interpretó en 'Las modelos', musical de Charles Vidor rodado en 1944. Kelly encarnó en este filme al propietario de un club nocturno. Se llamaba Danny McGuire, como el de 'Xanadu'.

Kelly falleció en 1996. Newton-John, que había representado al Reino Unido en el festival de Eurovisión de 1974, tiene hoy 72 años y en el cine nunca ha gozado de un éxito comparable al de 'Grease'. Nadie se acuerda hoy de Michael Beck, el actor que encarna a Sonny. El director del filme, Robert Greenwald, cambió pronto de tercio: lleva años realizando documentales sobre Irak, Afganistán y el uso bélico de los drones.

Otros 5 musicales muy singulares

'¡QUÉ NO PARE LA MÚSICA!' (1980)

El musical más puro de la fiebre disco, además de la historia nada disimulada de la gestación de los inclasificables Village People. Tanto desparpajo como gusto hortera. Y en el reparto, el campeón olímpico Bruce Jenner antes de convertirse en Caitlyn.


'ANNIE' (1982)

Imposible adaptación del cómic Annie, la huerfanita, que debió de dirigir el veterano John Huston tumbado en el sofá. La pequeña huérfana se instala por compromiso en la mansión de un millonario que se encariña de ella. Más que kitsch, es totalmente anacrónica.


'STAYING ALIVE' (1983)

Directos al grano. La continuación de 'Fiebre del sábado noche' tomó como título el de la célebre canción de los Bee Gees, pero la sorpresa mayúscula no fue ver a John Travolta repitiendo como Tony Manero, sino que Sylvester Stallone fuera el guionista y director.


'HAIRSPRAY' (1988)

Una gran provocación musical de John Waters sobre el estrellato más pop en la televisión de los 60. Suculento reparto: Divine, Pia Zadora, la cantante de rhythm'n'blues Ruth Brown, Sonny Bono (de Sonny & Cher), Deborah Harry (Blondie) y Ric Ocasek (The Cars).


'HIGH SCHOOL MUSICAL' (2006)

Uno de los mayores éxitos del canal Disney. Del karaoke a un casting para el musical del instituto pasando por la clásica historia de amor adolescente. Vanessa Hudgens y Zac Efron repitieron en las dos secuelas, pero después él ha volado algo más alto que ella.

Temas Musicales Cine