CRÍTICA DE CINE

'Papicha, sueños de libertad': feminismo a brochazos

Mounia Meddour abusa del lirismo facilón y el melodrama más histérico en esta película sobre una joven que desafía al Islam organizando un desfile de moda

Tráiler de ’Papicha, sueños de libertad’. / EL PERIÓDICO

Se lee en minutos
Nando Salvà

Papicha, sueños de libertad ★★

Dirección:  Mounia Meddour

Reparto:  Lyna Khoudri, Shirine Boutella, Amira Hilda Douaouda, Yasin Houicha

País:  Francia / Argelia / Bélgica / Qatar

Duración:  108 minutos

Año:  2019

Género:  Drama

Estreno:  7 de agosto del 2020

Noticias relacionadas

En parte inspirada en su experiencia personal, la primera película de Mounia Meddour retrocede dos décadas en el tiempo para situarse en Argelia durante la guerra civil, cuando el fundamentalismo ejerce la violencia con el fin de imponer una interpretación estricta del Islam al conjunto de la sociedad; y en concreto pone el foco en una joven universitaria que aspira a hacer carrera en el mundo de la moda, y que decide rebelarse contra la misoginia imperante organizando un desfile.

‘Papicha’ funciona particularmente bien cuando se centra en capturar momentos de camaradería femenina, y en retratar los esfuerzos de la protagonista y su entorno por vivir sus vidas en un tiempo de traumática transformación. Sin embargo, aunque es imposible no compartir la indignación de la película por las atrocidades legitimadas en nombre de la religión, también lo es ignorar cuánto se le va la mano a Meddour a la hora de dejarla clara. A lo largo del metraje la directora mete con calzador en la trama elementos argumentales cuya única función es subrayar el mensaje, abusa del lirismo facilón y el melodrama más histérico y, llegado el momento, abandona toda lógica narrativa con el fin de hacernos un nudo en la garganta.