UNA PROBLEMÁTICA EN ARGENTINA

¿Cómo atrapar a un ladrón de coches?

Los argentinos Cohn y Duprat regresan con '4x4', un 'thriller' incómodo y polémico sobre la inseguridad ciudadana en su país

La película se basa en el caso real de un ciudadano que, harto de que le roben el coche, decide encerrar al caco y castigarle por su cuenta

Duprat y Cohn (derecha), en la Mostra de Venecia del 2016. 

Duprat y Cohn (derecha), en la Mostra de Venecia del 2016.  / TIZIANA FABI

Se lee en minutos

Mariano Cohn y Gastón Duprat se han convertido en un tándem creativo imparable. Juntos han hecho películas como ‘El hombre de al lado’ o ‘El ciudadano ilustre’ y también se han apoyado en sus respectivas carreras en solitario en un año sabático que se tomaron antes de abordar de nuevo juntos su siguiente proyecto, ‘Competencia oficial’, la película con Penélope Cruz y Antonio Banderas, cuyo rodaje quedó en suspenso a causa de la pandemia y que todavía falta por acabar. Mientras Duprat hizo ‘Mi obra maestra’, Cohn decidió alejarse del estilo que hasta el momento habían practicado en ‘4x4’, un' thriller' claustrofóbico con un sustrato social muy potente que abrió un encendido debate en su país, Argentina, y acaba de estrenarse aquí. 

“Me interesaba indagar alrededor de la inseguridad ciudadana, una problemática que en Argentina continúa siendo polémica desde hace 40 años y que el cine de acá nunca se había atrevido a abordar, porque es muy áspera e incómoda”, cuenta Cohn a EL PERIÓDICO. 

Basada en un caso real

Para ello, se basó en un caso real, el de un tipo que, en la ciudad de Córdoba, cansado de que le robaran el coche día sí, día también, ideó un sistema para dejar atrapado dentro al ladrón. Y eso es precisamente lo que le ocurrirá a Ciro (Peter Lanzani), que después de atracar un 4x4 quedará encerrado dentro de ese espacio reducido a expensas del sádico propietario que a base de poner a prueba su resistencia física sin comida, sin agua, con un tiro en la pierna y casi sin aire para respirar, intentará que aprenda la lección. 

“Nosotros sabíamos que estábamos metiendo el dedo en la llaga, y que se nos iba a acusar de fascistas, de garantistas, de mata-ladrones. Pero lo único que queríamos era abordar un tema que molesta, sin entrar en ideologías, poniendo en cuestión todos los dobles discursos que circulan,”, continúa Cohn. 

Cohn y Duprat (que también firma el guion) no querían abordar esta difícil cuestión desde una mirada sociológica aburrida. Querían hacer un 'thriller' de una gran intensidad, adrenalítico, que obligara al espectador a estar pendiente y tomar posición, minuto a minuto. “Era un desafío para mí como director, porque es una película muy técnica. Por ejemplo, en los primeros 10 minutos, que son mudos, hay más planos que en todo lo que rodamos para ‘El ciudadano ilustre’, así que era una propuesta pequeña, pero muy ambiciosa a nivel visual”. El director reconoce la influencia de los 'thrillers' norteamericanos de los 70 y 80, y cita ‘El diablo sobre ruedas’, de Steven Spielberg, pero también ‘La cabina’, de Antonio Mercero, que define como auténtica precursora del género de encierros. 

Te puede interesar

‘4x4’ se sustenta casi por completo en la interpretación de Lanzani, al que Cohn considera el mejor actor de su generación (lo vimos en ‘El clan’, de Pablo Trapero). La película se rodó en orden cronológico para asistir al desgaste físico y psicológico que irá sufriendo el personaje.

Producida por Mediapro, parte del equipo es español, como el director de fotografía, Kiko de la Rica, o el sonido, de los catalanes Oriol Tarragó, Marc Bech y Albert Ribas. Atención a la banda sonora de Dante Spinetta (Illya Kuryaki and the Valderramas), una mezcla entre trap y sonidos argentinos del rock de los 80. 

Temas

Cine