BALANCE DE UNA EDICIÓN CONVULSA

El Grec cierra con un 91% de ocupación

Su director, Cesc Casadesús, dice que ha sido por encima de todo un festival "emocionante" y que era casi "un acto político" participar

Concierto de Manel en el Grec, el pasado 7 de julio.

Concierto de Manel en el Grec, el pasado 7 de julio. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

El Periódico

El Grec 2020 baja este viernes el telón de su edición más “emocionante” y difícil, totalmente marcada por la crisis sanitaria. Contra todo pronóstico, el festival barcelonés mantuvo su edición de este año a base de reprogramar y cumplir con todos los protocolos sanitarios exigidos, y el público respondió: se vendieron 23.372 entradas de las 25.590 que se pusieron a la venta, y el índide de ocupación se situó en el 91,3% (95% en el Teatre Grec). Su director, Cesc Casadesús, prefiere sin embargo quedarse con la “emoción” que ha visto entre el público, y la que él mismo ha sentido al sentirse que forma parte de un festival “que importa a la gente”, según declaró al hacer balance de una de las ediciones más complicadas de su historia.

Es atípica la edición, entre otras cosas, porque lo cierto es que aún no acaba. Buena parte de la programación se extiende más allá de julio con el Grec en obert, iniciativa obligada por estos tiempos de pandemia que pone al alcance del público contenidos en ‘streaming’, rutas por la ciudad y ‘podcasts’, además de las propuestas de De Grec a Grec, que estrenará 25 obras en 19 salas de Barcelona hasta la inauguración del festival del próximo año. En otras palabras, habrá Grec toda la temporada. No es una mala noticia en los tiempos que corren.

Capacidad de resistencia

Te puede interesar

“Ha sido un Grec muy emocionante. Los aplausos al comienzo de los espectáculos eran muchos y muy emocionantes, porque estar allá era casi un acto político”, dijo el director. “La gente se ha sentido segura y por eso todos han venido”, agregó. El festival ha vivido su edición más incierta, que tuvo su capítulo más tenso cuando el 19 de julio quedó en entredicho su continuidad, antes de que el Procicat diera su visto bueno. Al respecto, el teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Subirats, valoró la capacidad de “resistencia” del festival. “Gracias a que se celebró el Grec y que a que resistió en esos momentos dramáticos,  hemos abierto el camino y permitido que mucha gente mantenga su actividad”.

El Grec 2020 ha sido un “banco de pruebas”, coincidieron Subirats y Casadesús, para referirse al éxito de la apuestas virtual: 130.000 espectadores siguieron los 14 espectáculos retransmitidos por Betevé, aunque Cassadesús dice que nada puedo reemplazar la experiencia en directo. La presencialidad es la esencia del teatro.