05 ago 2020

Ir a contenido

DEL 9 AL 13 DE SEPTIEMBRE

La Setmana del Llibre en Català suma expositores en su edición más breve

La feria de las letras en catalán gana espacio con su traslado al Moll de la Fusta, aunque solo durará cinco días

La escritora, ilustradora y traductora Teresa Duran recibirá el Premi Trajectòria por su defensa y difusión del libro en catalán

Mauricio Bernal

Una imagen de la Setmana del Llibre en Català del 2019.

Una imagen de la Setmana del Llibre en Català del 2019. / MANUEL MEDIR

En tiempos en que todos los eventos culturales –eventos en general– se presentan en ediciones reducidas, la Setmana del Llibre en Català crece. La decisión de trasladar la feria al Moll de la Fusta por imperativos sanitarios ha obligado a renunciar a la ubicación habitual en la plaza de la Catedral, pero más allá de lo sentimental, ha significado ganar espacio (un 20% más) y, por ende, expositores: de 219 el año pasado a 224 este. Así que, en medio de lo malo, algo bueno. Es verdad que esta edición de la Setmana tiene su parte reducida, pues durará la mitad (cinco días, del 9 al 13 de septiembre), pero no se puede tener todo, y menos en estos meses convulsos. Los organizadores han diseñado un dispositivo sanitario riguroso y confían en que la cita –presencial y virtual, como mandan las nuevas costumbres– será un éxito.

De 219 expositores en el 2019, la Setmana ha pasado a 224 este año, y ha ganado un 20% más de espacio

“Convertimos la crisis en oportunidad”, resumió la ‘consellera’ de Cultura, Mariàngela Vilallonga, en la rueda de prensa telemática –también signo de los tiempos– que los organizadores de la cita celebraron este miércoles. El nuevo presidente de la comisión organizadora, Joan Carles Girbés, dijo que la Setmana, en este contexto de pandemia, será distinta, pero que “será muy buena”, y destacó “el intenso programa de actividades”, previo a apostrofar: “Fuera como fuera teníamos que organizarla”. Era un sentimiento compartido: “Por responsabilidad hacia el libro en catalán”, señaló la presidenta de la entidad organizadora, Editors.cat, Montse Ayats. "La edición en catalán está pasando por un momento muy creativo, pero necesita espacios como la Setmana que le den visibilidad".

El festival, en cuya organización participan los gremios de libreros, editores y distribuidores, reunirá a los representantes de 198 sellos editoriales, 16 librerías, una distribuidora y nueve instituciones varias. Habrá alrededor de 300 actividades entre presentaciones, firmas de libros, mesas redondas e itinerarios literarios y acogerá el tradicional día de las bibliotecas, que tendrá lugar el 10 de septiembre, cuando los bibliotecarios acudirán con el ánimo de alimentar sus fondos.

Premi Trajectòria

Como siempre, el festival tendrá un capítulo especial en la entrega del Premi Trajectòria (a la defensa y difusión del libro en catalán), que este año ha reconocido a la escritora, ilustradora y traductora Teresa Duran, con más de un centenar de títulos publicados en su haber, la mayoría para el lector infantil y juvenil. A través de un vídeo, la artista premiada compartió el galardón con todos aquellos que la han apoyado. "Mi trayectoria es una suma de trayectorias", explicó.

Habrá cerca de 200 editoriales y alrededor de 300 actividades, entre presenciales y virtuales

Entre las actividades virtuales, Girbés destacó la retransmisión por ‘streaming’ de la inauguración y del Premi Trajectòria, la elaboración de vídeos que serán compartidos a través de las redes sociales y muy especialmente la visita de editores y agentes literarios que organiza el Institut Ramon Llull, y que este año será virtual. Para los que participen presencialmente, la organización pondrá en práctica todas las medidas sanitarias y de control del aforo para garantizar la seguridad. “La cultura es segura y es responsable”, dijo Vilallonga.