25 oct 2020

Ir a contenido

ESTRENO EN NETFLIX

Una 'ópera' en el Baztán

Fernando González Molina cierra la trilogía basada en las novelas de Dolores Redondo con 'Ofrenda a la tormenta'

Beatriz Martínez

Estrenos de la semana. Tráiler de ’Ofrenda a la tormenta’.

La adaptación cinematográfica de la trilogía del Baztán llega a su fin con ‘Ofrenda a la tormenta’, el tercer episodio de esta ambiciosa producción que se ha convertido en la primera gran saga del cine español concebida de forma íntegra y cerrada. ‘Ofrenda a la tormenta’ fue seleccionada para abrir el Festival de Málaga cuando iba a celebrarse en marzo y ya se tenía que haber estrenado en cines, pero la suspensión del certamen, unida a la incertidumbre dentro del panorama de la exhibición nacional, ha provocado que finalmente se pueda ver directamente a través de la plataforma Netflix.

Fernando González Molina, su director, y responsable de éxitos de taquilla como ‘3 metros sobre el cielo’, ha dedicado cinco años de trabajo para completar el que sin duda ha constituido el mayor reto hasta el momento de su carrera. Estaba en Colombia rodando ‘Palmeras en la nieve’ cuando compró en un aeropuerto la novela ‘El guardián invisible’.

Le llamó la atención que estuviera protagonizada por una mujer que era policía foral y que la acción sucediera en Navarra, ya que él nació en Pamplona. Se enteró de que querían adaptarla y se postuló para dirigirla. Nunca había hecho un 'thriller' y sentía mucho respeto, pero quería adentrarse en el mundo de Dolores Redondo y en esa experiencia inédita dentro del cine español, seguir al personaje de Amaia Salazar y su evolución a lo largo de tres películas.

Las capas de la cebolla

“'Ofrenda a la tormenta' tiene algo de ópera, es mucho más intensa, más emocional que las anteriores. En el primer capítulo intenté ser muy fiel a las reglas del género y me contuve para hacer algo más seco y nórdico, pero a partir de ‘Legado en los huesos’ comencé a soltarme. Es como cuando pelas una cebolla, cada vez hay más capas, y en este caso más personajes, más tramas, todo crece exponencialmente y eso tenía que trasladarse a la pantalla”, cuenta el director a EL PERIÓDICO.

Fernando González Molina agarra a Marta Etura durante el rodaje, junto a Francesc Orella / El periódico

González Molina quería hablar del mal y la maternidad (protectora y también alienante, como dos polos opuestos) en esta película. Pero también de la manipulación del individuo, que puede ser mental, religiosa o política, del fanatismo y sus consecuencias. En ‘Ofrenda a la tormenta’ hay sectas, brujas, demonios que se alimentan de los bebés mientras duermen. Pero el director no quería hacer una película de género fantástico. “Me gustaba la idea de que los monstruos se quedaran en las lindes del bosque y habitaran en la cabeza de los personajes. La mitología sobrevuela las secuencias, pero como una sensación, sin necesidad de hacer nada explícito”.

Trabajo intenso

A González Molina le pilló la pandemia rodando la que será su próxima serie para Movistar +, ‘Paraíso’, aunque seguirá teniendo el Baztán en la cabeza, así como todo lo que ha aprendido durante estos años. “Ha sido el trabajo más complejo e intenso de toda mi vida y si me tengo que quedar con algo, es con Marta Etura. Nunca había trabajado un personaje tanto tiempo con nadie y ella y yo siempre fuimos de la mano, durante dos años, día a día, buceando por sitios muy complejos. Es lo mejor que me llevo”.