07 ago 2020

Ir a contenido

CRÓNICA DE MÚSICA

Ópera desde casa

El Festival AprÒpera, ofrecido en 'streaming', dedicó su programa al repertorio alemán

Pablo Meléndez-Haddad

Josep Buforn, Sara Blanch y Joan Martin-Royo, en un momento del concierto.

Josep Buforn, Sara Blanch y Joan Martin-Royo, en un momento del concierto.

El cuarto programa del festival AprÒpera, el primer evento de pago vía 'streaming' del país planteaba un amplio recorrido por el repertorio en alemán contando con Josep Buforn al piano, dominador con soltura, oficio y vuelo artístico de todo el programa. Con algún problema puntual en la retransmisión, la velada de una hora de duración estuvo defendida por tres consagrados artistas catalanes y por toda una autoridad en este repertorio, el bajo estadounidense radicado en Barcelona Eric Halfvarson, quien interpretó 'O Isis und Osiris' de ‘Die Zauberflöte’ de Mozart, una de las arias más hermosas del genio de Salzburgo imponiendo una voz de tintes profundos y conmovedores que, a pesar de la edad y gracias al micrófono –debidamente equilibrado por los técnicos ante la potencia de la proyección del cantante–, pudo llegar a todos los rincones de la tesitura.

En plenitud vocal y sobrado de medios se escuchó a Joan Martin-Royo en las dos piezas interpretadas a continuación, la arieta de Kilian de 'Der Freischütz' de Von Weber y, en un gran salto temporal y estilístico, la canción de Arlequino de 'Ariadne auf Naxos', de Richard Strauss.

En estado de gracia

También compareció en estado de gracia la soprano Sara Blanch, quien ofreció 'Mein Herr Marquis' de la opereta 'Der Fledermauss' de Johann Strauss, imponiendo una voz de amplia tesitura, absoluto dominio del texto, unos sobreagudos y agilidades impresionantes y toda su latina expresividad.

Sin salir del género, el tenor Marc Sala –organizador del ciclo y anfitrión de la velada– interpretó 'Dein ist mein ganzes Herz' de 'Das Land des Lächlens' de Lehár, bastante más cómodo que en el aria de la mozartiana 'Die Entführung aus dem Serrail' con la que arrancó, algo inseguro, este atractivo programa.

También de Mozart, volviendo a la celebérrima 'Flauta mágica', Blanch y Martin-Royo interpretaron primero el aria de Papageno y después la escena del pajarero real junto a Papagena, consiguiendo un gran momento artístico. Ambos conocen muy bien a estos personajes y los intérpretes estuvieron perfectos desde todo punto de vista, muy bien apoyados por un Buforn de lujo.

Feliz e inteligente iniciativa

Posteriormente Eric Halfvarson se transformó en el Hagen de la última ópera del 'Ring' wagneriano, 'Götterdämmerung', para interpretar la escena 'Hier sitz ich zur Wacht', fascinando con su dominio técnico y expresivo.

Para terminar, se regresó a la opereta, esta vez con Sara Blanch y Marc Sala a cargo del popular dúo 'Lippen schweigen' de 'La viuda alegre'.

En un momento en el que hay que extremar las medidas de seguridad para frenar la pandemia, una feliz a inteligente iniciativa como esta merece consolidarse plenamente.

Temas Ópera