07 ago 2020

Ir a contenido

INICIATIVA CULTURAL

Serrat, Silvio Rodríguez y Paolo Conte apoyan el Ateneu de la Cançó

260 Artistas, entre los que figuran también Sabina, Pablo Milanés, Paco Ibáñez, Maria del Mar Bonet, Víctor Manuel, Ana Belén, Martirio y Manolo García, firman un manifiesto que defiende la creación de un escenario estable para la canción de autor

Jordi Bianciotto

De izquierda a derecha: Pere Camps, Quico Pi de la Serra, Roger Mas, Sílvia Comes, Joan Isaac y Pau Alabajos.

De izquierda a derecha: Pere Camps, Quico Pi de la Serra, Roger Mas, Sílvia Comes, Joan Isaac y Pau Alabajos. / JUAN MIGUEL MORALES.

La creación de un escenario estable para los cantautores, que Pere Camps, el director de Barnasants, viene reclamando desde hace un tiempo, dispone de un contundente plantel de aliados: 260 artistas apoyan el manifiesto ‘Per la creació d’un Ateneu de la Cançó’, entendiendo ese espacio como “centro de estudio e investigación de la canción de autor”.

Firmando el manifiesto, los trovadores cubanos Silvio Rodríguez Pablo Milanés, el piamontés Paolo Conte, y la mayoría de los nombres significativos de nuestra escena, de Paco Ibáñez a Serrat, pasando por Sabina, Víctor Manuel, Ana Belén, Lluís Llach, Maria del Mar Bonet, Quico Pi de la Serra, Marina Rossell, Sisa, Pau Riba, Joan Isaac, Martirio, Manolo García, Quimi Portet, Pablo Guerrero, Luis Pastor, Pedro Guerra, Ismael Serrano, Ruper Ordorika, Jabier Muguruza, Toti Soler, Jordi Batiste, Enric Hernàez, Xavier Baró, Gerard Quintana, Lluís Gavaldà (Els Pets), Miquel Pujadó, Miquel Gil, Sílvia Comes, Pascal Comelade o Sicus Carbonell (Sabor de Gràcia). Y exponentes de últimas generaciones en catalán, como Roger Mas, David Carabén (Mishima), Sanjosex, Judit Neddermann, Anna Roig, Cesk Freixas, Névoa o Pau Alabajos. Lo apoyan también el Club Tenco, de San Remo, y la Fundación Víctor Jara.

Acto de "justicia cultural"

Serrat defiende el Ateneu “para que Barcelona siga siendo la ciudad de la ‘cançó’”, como expresa en un video hecho público este martes. En el montaje, Silvio Rodríguez pide “abrazar la cultura y abrazar Barnasants”, Maria del Mar Bonet alude a los cantautores como “un colectivo últimamente muy maltratado”, Paco Ibáñez ve la iniciativa como “un acto de justicia cultural” y Lluís Llach destaca el “papel reivindicativo de la canción de autor”.

El proyecto, que viene avalado por el informe de la socióloga Gemma Ponsa, trabajo de fin de máster en gestión cultural tutorizado por el ex-oncejal Ricard Gomà, contempla el Ateneu como algo más que una sala de conciertos: un espacio de encuentro, con archivo digitalizado y talleres en los que se generen proyectos. Los modelos son equipamientos como el Ateneu Popular 9 Barris, la sala Beckett o el Centre Artesà Tradicionàrius, y Pere Camps cree que deberían involucrarse no solo el Ayuntamiento y la Generalitat, sino también el Ministerio de Cultura y la Diputació. “Ahora toca reunirnos y que las administraciones muevan ficha”.