13 ago 2020

Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'La vieja guardia': superheroísmo melancólico

La directora Gina Prince-Bythewood aplica su toque intimista a una historia sobre guerreros inmortales contra gran farmacéutica

Juan Manuel Freire

El grupo de héroes de ’La vieja guardia’, con Charlize Theron en el centro.

El grupo de héroes de ’La vieja guardia’, con Charlize Theron en el centro.

item

La vieja guardia ★★★

Dirección: Gina Prince-Bythewood

Reparto: Charlize Theron, Matthias Schoenaerts, Marwan Kenzari, Luca Marinelli, KiKi Layne

País: Estados Unidos

Duración: 125 minutos

Año: 2020

Género: Acción fantástica

Estreno: 10 de julio (exclusivo en Netflix)

Cada vez resulta menos extraño que directores crecidos, o recién nacidos, en el paisaje y las historias del cine independiente sean puestos al cargo de grandes proyectos fantásticos. El salto no siempre es fácil: algunos son despedidos por el camino; otros luchan por dejar algo parecido a una huella personal.

En 'La vieja guardia', Gina Prince-Bythewood, autora de dramas románticos como 'Love & basketball' y 'Beyond the lights', ha conseguido aplicar su estilo intimista a una historia (adaptada por Greg Rucka a partir de su propio cómic, dibujado por Leandro Fernández) en torno a un ejército de guerreros inmortales en lidia con una gran farmacéutica que quiere experimentar con ellos y comercializar sus dones.

La película melancólica de superhéroes no es un experimento inédito: ya lo era 'El protegido', obra maestra, o también 'Push', imperfecto pero reivindicable traslado del concepto 'X-Men' al thriller de neón. Este nuevo ejemplo se queda en buen intento. Por la parte dramática, es algo torpe y obvia, aunque algunas reflexiones sobre la psicología del inmortal pueden calar. Su acción es poco llamativa salvo en el clímax final, cuando Charlize Theron saca las habilidades para el combate cuerpo a cuerpo que lució en 'Atómica'. Descompensada en su estructura, hace aguas en la parte central. Pero, de veras, se agradece el intento.