11 jul 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Iseo: "Estos conciertos con mascarillas pueden tener un punto mágico"

La cantante navarra abre el Cruïlla XXS con dos actuaciones en el Poble Espanyol en las que recupera su perfil en solitario anterior a la alianza con Dodosound

Jordi Bianciotto

Iseo, en una imagen promocional

Iseo, en una imagen promocional

La voz del dúo Iseo & Dodosound abre en el Poble Espanyol su gira en solitario ‘Back to the roots’ con dos conciertos (miércoles y jueves; entradas agotadas) que a su vez suponen el estreno del Cruïlla XXS, versión del festival para la ‘nueva normalidad’. Hablamos con Iseo, la cantante navarra Leire Villanueva.

La iniciativa de estos conciertos en solitario, ¿es fruto de la coyuntura covid-19?
Pues no surgen de eso. El proyecto de Iseo & Dodosound decidimos pararlo previamente, para ponernos a componer nuestro tercer álbum, que saldrá en el 2021, pero entonces me llegó una propuesta para hacer conciertos en formato acústico de acuerdo con las medidas de este verano.

¿Qué representa volver actuar sola, con su guitarra y sus artefactos?
Una responsabilidad, porque todo depende de mí, pero también va a ser muy divertido volver a explorar a la Iseo de los inicios. Curiosamente, los conciertos del Cruïlla XXS son el 1 y 2 de julio, y el último que di en solitario fue el 2 de julio del 2017, el día que se publicó ‘Roots in the air’, el segundo disco de Iseo & Dodosound. Llevaré la guitarra acústica, la eléctrica, el ‘looper’, pedalera para grabar bucles, y un ‘kit’ pequeñito de percusiones. El concierto se llama ‘Back to the roots’ y es más una vuelta al origen que al pasado, porque estamos en el 2020 y las canciones las tocaré de otra manera; nunca han sonado así antes.

Iseo & Dodosound han combinado el hip-hop y el trip-hop con ritmos jamaicanos, cadencias latinas... ¿Con qué se queda en su faceta de solista?
Creo que también hay varias ramas, pero la seña de identidad que más llega a la gente y que conecta con Iseo & Dodosound es mi voz. Mi paleta de sonidos es igualmente variada, y ahí hay también algo de bossa nova, por ejemplo, que con Dodosound no está tan presente. Y soul, y jazz, por los acordes de guitarra.

Con Alberto Iriarte (Dodosound) ha llenado salas como Apolo o Razzmatazz sin situarse en una casilla estilística, combinando géneros.¿A qué atribuye su tirón popular?

A eso mismo, a no ligarnos a un estilo definido a simple vista. Al final, lo que hagas a cada persona le va a sonar de una forma distinta, y cada cual merece tener esa libertad de decidir a qué le suena un grupo. Eso nos ha hecho englobar una audiencia muy heterogénea.

Han adaptado ‘Txoria txori’, de Mikel Laboa (a partir del poema de Joxean Artze), que ahora quizá liga más con un perfil de cantautora.
Claro, nos gusta rendir honores a nuestras raíces; lo hacemos porque nos sale del corazón. En la última gira con Dodosound, la introducción de nuestros conciertos era una versión de la canción de Santa Águeda, en euskera, y la hemos hecho en Bélgica, en Francia, en el Reino Unido... Llevar eso, tu casa, a todas partes, es bonito.

‘El camino’, su nueva canción en solitario, no habla de confinamientos, ni de virus, ni de desescaladas.
¡No, no, qué va! Habla de encontrarse con uno mismo, creando poco al poco el camino, como decía Machado, a base de hacerlo, sin prisas. Tiene que ver con el reencuentro conmigo misma, al componer en solitario después de tanto tiempo.

Asientos distanciados, mascarillas... ¿Eso puede cortar el rollo?
Lo primero que pensé al imaginarme a la gente separada con mascarillas fue que era como un anti-concierto. Pero luego me di cuenta de que podía convertirse casi en un concierto privado. Porque estamos acostumbrados al alboroto en las actuaciones, a comentarlo todo quien tengas al lado, y ahora la gente solo podrá prestar atención a lo que ocurra en el escenario. Puede ser un viajazo para el público. La gente ya verá si es así, o es que estoy tarada, pero creo que estos conciertos pueden tener un punto mágico.