24 oct 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

Una exposición virtual adapta imágenes icónicas a la era del covid

La agencia creativa James Brand ha rediseñado los logotipos de algunas importantes marcas

La música y el cine también son objeto de homenaje en 'La trilogía Creative Corona'

Eduardo de Vicente

Una de las creativas de la agencia trabaja sobre el cartel de ’Pulp Fiction’.

Una de las creativas de la agencia trabaja sobre el cartel de ’Pulp Fiction’. / JAMES BRAND

Estos últimos meses han dado para que más de uno se haya reinventado, haya buscado nuevas formas de comunicación y llevado a la práctica iniciativas originales. Hoy nos fijaremos en la curiosa propuesta de una agencia de creatividad, James Brand, que ha querido rendir homenaje a los mundos de la publicidad, de la música y el cine por medio de unas simpáticas imágenes que han modificado para adaptarlas al momento actual con mucho humor. Todas ellas forman la exposición virtual La trilogía Creative Corona que puede visitarse gratuitamente en su página web y donde pueden ampliarse para fijarse en todos los detalles.

Algunos ejemplos de sus versiones de logotipos comerciales. / JAMES BRAND

Logotipos publicitarios

El primero de los sectores que decidieron intentar abordar fue el de la publicidad (Coronabranding). Entienden que es un momento histórico para que las marcas desarrollen nuevas estrategias para acercarse al público, que ha consumido más medios que nunca. Estiman que, en estos últimos meses, la audiencia televisiva se ha incrementado un 42%; la prensa on line, un 77%  y las redes sociales, un 55%. Se trata de un total de 24 propuestas donde han rediseñado los logotipos de algunas de las grandes marcas comerciales en clave actual.

El muñeco se ha convertido en un súperprotegido nuevo ser humano. / JAMES BRAND

Algunos ejemplos pueden ser Netflix que, pasado por su filtro se convierte en Lifeflix, el logo de Nintendo se metamofosea en Noentiendo (lo que está pasando), el de Atrápalo se actualiza con Esquívalo (en referencia al Covid-19) mientras que las manos de Nokia están ahora cubiertas por unos guantes o el muñeco de Michelín (con todas las protecciones que estamos adoptando) se transforma en The new human body, el nuevo ser humano.

Dos ejemplos de portadas de discos modificadas. / JAMES BRAND

Canciones y portadas de discos

Su segundo objetivo fue la industria musical (Coronamusic), una de las más afectadas por la crisis, pero cuyos artistas nos han regalado conciertos gratuitos por todas partes y, pese a la falta de ingresos, han intentado seguir estando a nuestro lado. Por ello han reversionado los títulos de canciones, logos de bandas y portadas de discos. Un total de 28 trabajos sobre músicos y temas muy populares a los que han dado su toque particular.

U2 y Stevie Wonder son también objeto de sus versiones. / JAMES BRAND

Pink Floyd se transforma en Green Floyd para ironizar sobre Is there anybody out there? (en su versión, Is there anybody at home?) cambiando el prisma de la portada original por una casa; Stevie Wonder ya no llama para decir I love you, sino Stay home; The Police nos piden, por favor que, “no estemos tan cerca de ellos"; U2 nos advierte que aún no han encontrado la vacuna que buscamos; Springsteen lleva unos guantes y una mascarilla en su bolsillo trasero de Born in the USA y los Rollings se tapan la lengua para transmitir su Dissatisfaction.

Dos clásicos del cine adaptados a la actualidad. / JAMES BRAND

Los carteles de las películas

Esta trilogía la han cerrado con su homenaje al séptimo arte, el cine (Coronamovies). Sí, durante estos meses habría sido muy difícil seguir adelante si no llega a ser las películas que nos han aliviado el encierro. Pero es que también ha sido uno de los sectores a los que más ha afectado esta crisis obligando a suspender los rodajes, retrasar los estrenos que estaban previstos y las salas de cine han debido cerrar sus puertas en casi todo el mundo. Todo ello está obligando a la reinvención por medio de nuevos formatos y maneras de seguir creando cine con mayúsculas. Su tributo ha consistido en rediseñar los títulos y los pósteres de algunas de las mejores películas, las más míticas de la historia.

Los filmes de Tarantino tienen un gran protagonismo. / JAMES BRAND

Los clásicos están precedidos por Lo que el viento se llevó, protagonista reciente de una absurda polémica por su racismo (¿hasta ahora nadie se había dado cuenta o es un simple postureo?) reformulada en tiempos del Covid y la Casablanca de Bogart y Bergman se convierte en Casa Salva, botella de lejía incluida. Tarantino está presente con tres ejemplosMaldito Covid (subtitulado como: Un inesperado y contagioso enemigo), con un Brad Pitt que también recurre a la mascarilla y la lejía, Not fiction, donde Uma Thurman también prepara sus guantes o ataviada con su popular vestido amarillo con una máscara de plástico preparada para luchar contra la pandemia con la katana en la mano (Kill Covid). Y, claro, no podía faltar la inevitable Encuentros en la tercera fase con una relectura a su manera…

El logo de Renfe se convierte en un esperanzador "Ten fe". / JAMES BRAND

Los autores de estos diseños quieren dejar clara su intención de que no pretenden caricaturizar ni parodiar a los originales sino que, únicamente, han pretendido sin ánimo lucrativo ni comercial, rendirles homenaje desde el respeto y el cariño para ofrecer una visión positiva con un poco de humor. Una pequeña exposición virtual muy creativa que solo pretende advertirnos de que no debemos bajar la guardia y sacarnos una sonrisa. Una buena idea.

Equipo de la agencia creativa que ha ideado esta exposición virtual. / JAMES BRAND