06 jul 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

Tres comedias disparatadas en plataformas para reírnos un poco

La francesa 'En liberté!' es un filme de enredo sobre una policía viuda que ayuda a un falso culpable

'Cuando tú quieras' muestra el viaje sexual de tres discapacitados y 'Greener grass' es toda una rareza

Eduardo de Vicente

Un fotograma de ’En liberté!’, con Adèle Haenel y Pio Marmaï.

Un fotograma de ’En liberté!’, con Adèle Haenel y Pio Marmaï.

Si algo nos hace falta estos días es reír para sacudirnos de encima la tristeza y la soledad de estos últimos meses, y para ello nada mejor que una comedia. Diversas plataformas digitales han estrenado recientemente tres películas de este género muy distintas entre ellas para satisfacer a diferentes públicos. Las tres pueden encontrarse en Filmin. Se trata de la francesa En liberté!  y las norteamericanas Cuando tú quieras (también en Movistar+) y Greener grass. Vamos a echarles un vistazo.

Audrey Tautou repite con Pierre Salvadori, con quien trabajó en 'Un engaño de lujo'.

Una policía viuda y un inocente encarcelado

En liberté! es la última película del realizador Pierre Salvadori (Una dulce mentira, En un patio de París) y está protagonizada por Adèle Haenel (Retrato de una mujer en llamas), Pio Marmaï (Nuestra vida en la Borgoña), Damien Bonnard (Los miserables) y la inolvidable Amélie, Audrey Tautou, a la que ya dirigió en la deliciosa Un engaño de lujo, que parecía un Lubitsch puesto al día. En este caso si puede hacerse alguna referencia es a Charada.


  

Haenel es una policía viuda cuyo marido fue todo un referente del cuerpo, un agente multicondecorado y venerado al que, incluso, han erigido una estatua. Pero, casualmente, descubre que (como Audrey Hepburn) su marido no era cómo pensaba y, en realidad, era un corrupto. Además averigua que, para esconder un robo, hizo culpar a un inocente. Ella se siente muy responsable por lo sucedido y, aprovechando que el falso culpable acaba de salir de prisión, intenta convertirse en su sombra y ayudarle, ya que está algo trastornado.

El enredo obligará a la joven policía a vivir situaciones insólitas.

Paralelamente, un compañero enamorado de ella se siente desconcertado ante sus idas y venidas. El mejor ejemplo de la decepción de la joven es cómo le explica a su hijo a lo largo del metraje las hazañas de su padre que cada vez van siendo menos heroicas. El enredo está servido. Es un filme que se ve con una sonrisa y destaca por la presencia de algunos secundarios como un taxista atemorizado por lo que escucha en su vehículo o un asesino en serie al que nadie hace caso que te llevan a la carcajada.

Un viaje al paraíso que estará repleto de contratiempos inesperados.

El viaje a un prostíbulo de tres discapacitados

Cuando tú quieras es una comedia dramática firmada por el realizador y director de fotografía Richard Wong y protagonizada por Grant Rosenmeyer (que fue uno de los niños de Los Tennenbaums), Hayden Szeto (Verdad o reto) y Ravi Patel. En la misma, tres hombres con distintas discapacidades que se han conocido en un centro de recuperación deciden emprender un viaje de 2.000 kilómetros hasta Canadá donde podrán cumplir su sueño de perder la virginidad en un burdel pensado para ayudar a este tipo de personas.


  

Se trata de una versión norteamericana de una cinta belga (Hasta la vista, título original) en la que los protagonistas viajaban hasta Holanda. Curiosamente está basada en personajes reales. Esta adaptación norteamericana es algo irregular, sobre todo, debido a que uno de los personajes es un rapero que resulta demasiado grosero. Pese a ello, va mejorando a medida que avanza la acción donde van perdiendo peso los chistes escatológicos, tiene algunas situaciones graciosas (como la escena del bar) y momentos muy tiernos.

La escena que transcurre en el bar es una de las más divertidas e ingeniosas.

Es una road movie (película de carretera) con los necesarios imprevistos que combina la comedia con el drama y plantea el tema de cómo facilitar que los discapacitados puedan tener sexo, así como su lucha por la dignidad. Los protagonistas huyen de sus padres que los sobreprotegen y los tratan como si fueran niños aunque ya hace años que son adultos. Para ellos es toda una aventura hacer un viaje así para superar sus miedos más allá del desenlace. Y en los créditos finales podemos ver una entrevista con el personaje real en el que se inspira la trama.

Jocelyn DeBoer (izquierda) y Dawn Luebbe dirigen esta extravagante sátira.

Una sátira social incalificable

La tercera opción es la más marciana de todas, Greener grass, con la que las actrices norteamericanas Jocelyn DeBoer y Dawn Luebbe debutan como productoras, guionistas y directoras, además de protagonistas junto a Beck Bennet y Neil Casey. La acción transcurre en una pequeña localidad, donde dos amigas viven con sus respectivos maridos y sus hijos, todos ellos algo raritos. Allí están en continua competitividad y haciendo frente a las situaciones más inesperadas. Los vecinos viven algo preocupados ya que una reponedora de un supermercado ha asesinado a la profesora de yoga.


  

Es una sátira social disparatada, irreverente y bizarra, una extravagancia que incomodará a muchos aunque no se le puede negar su originalidad y está basada en un corto de las mismas autoras. Algunos ejemplos de su rareza: las dos amigas se encuentran y una se sorprende porque la otra tiene un bebé, la madre le contesta si le gusta y se lo regala; un niño cae en una piscina y se convierte en un perro, todos los personajes llevan correctores dentales y, en vez de coches, la gente conduce carritos de golf.

Los personajes viven en un mundo, aparentemente, ideal.

Eso sí, destaca por su estética propia, su colorido e intentar ser políticamente muy incorrecta, absurda y gamberra lo que ha provocado que se la compare con la obra de John Waters, el director de Pink Flamingos o Hairspray. Igualmente se la ha equiparado al cine de David Lynch por su componente surrealista y centrar la acción en los vecinos de un pueblo aparentemente tranquilo e ideal. La película es un perro verde y está destinada al público que se queja de que todas las películas son iguales. Esta sí que es diferente y tiene ciertos gags divertidos aunque no mantenga una línea y haya algunos bastante más graciosos que otros. Tres opciones muy distintas para los amantes de la comedia en todas sus formas: la más elegante, la más transgresora y la más insólita.