01 oct 2020

Ir a contenido

NUEVA REALIDAD

Rodajes en plena pandemia: mascarilla, luces... acción

Los rodajes serán más costosos para poder adaptarse a los nuevos protocolos de seguridad

Beatriz Martínez

Rodaje de la segunda temporada de ’Hierro’

Rodaje de la segunda temporada de ’Hierro’ / MOVISTAR + / JAIME OLMEDO

Constituyen una de las patas fundamentales del sector audiovisual. Si no hay rodajes, no hay contenido para ofrecer ni en cines ni en plataformas. Y por mucho que pueda pararse el mundo, si algo ha demostrado esta pandemia es que los espectadores no han dejado de consumir cine y ficción televisiva durante la cuarentena. Y seguirán demandando más.

Han sido muchas las incógnitas que han rodeado el regreso de los rodajes, muchos los protocolos de seguridad que han circulado, pero una cosa está clara: serán más caros. Diversas fuentes del sector hablan de una desviación presupuestaría del 5%, pero reconocen que puede llegar hasta un 10%.

Entre los muchos rodajes que se pararon a causa de la pandemia, se encontraba el de la segunda temporada de la serie ‘Hierro’. Volver a poner en marcha toda la maquinaria ha constituido una odisea que daría para todo un libro de peripecias. Sobrevivieron a tormentas de calima, a una plaga de langostas y después al covid-19. Habían terminado de rodar solo un tercio de los capítulos cuando todos tuvieron que coger las maletas y abandonar la isla que da título a la serie. Ni siquiera pudieron mover la mercancía.

“En los seguros siempre aparecía una cláusula a la que no le hacíamos mucho caso: que no cubría nada si había un maremoto, un terremoto, una guerra… o una pandemia. Quien nos iba a decir que ahora ese punto se iba a convertir en uno de nuestros mayores miedos”, cuenta Alfonso Blanco, de la productora Portocabo, que junto a Movistar + y ARTE Francia son los responsables de ‘Hierro’.

Protocolos demasiado genéricos

Cuando comenzaron a aparecer protocolos se dieron cuenta de que eran demasiado genéricos y que cada rodaje era un mundo. En su caso, el mayor desafío era que todo un equipo se trasladara a una isla libre de covid-19, por eso tenían que estar muy seguros de que nadie tuviera el virus. Después de un confinamiento precio, tests, viaje en avión, nuevo confinamiento y otro test, estaban listos para rodar ya que todos dieron negativo, convirtiéndose en una ‘unidad familiar’, en una ‘burbuja’. Al mismo tiempo comenzaron con la formación de cada departamento para que se aprendieran las 44 páginas de protocolo. “Al segundo día funcionaba todo a la perfección, lo que demuestra que somos un sector acostumbrados a la guerrilla”, comenta.

La innovación tecnológica ha resultado fundamental, por lo que la mayor parte de productoras tendrán que invertir en ella. Nada de papeles de mano en mano o apelotonamientos en el combo. Todo se mirará a través de un programa específico on line.

Una de las películas que empezará la semana que viene desde cero será ‘Papá o mamá’, la nueva comedia de Dani de la Orden, producción de Secuoya y Atresmedia Cine. Mercedes Gamero, su directora general reconoce que habían estado trabajando a la espera de que todo se pudiera poner en marcha y solo han adecuado el guion a espacios más amplios. En agosto tiene previsto iniciar dos importantes rodajes más, el thriller ‘Las leyes de la frontera’, de Daniel Monzón, y ‘La mujer perfecta’, de Arantxa Echevarría. “Sientes vértigo, pero esta situación no tiene visos de resolverse a corto plazo, así que hay que trabajar como se pueda y acostumbrarse a las circunstancias, si no, paralizaríamos la industria completamente. Al fin y al cabo, no es tan diferente a lo que ocurre en otros sectores, en las fábricas, en las oficinas. Al principio los turnos, las mascarillas, te parecen de otra galaxia, pero al final terminan formando parte de tu cotidianeidad”.